IV Premios GastroACTITUD, Compromiso con la Tierra. El reconocimiento a 10 artesanos por la calidad de su trabajo y de sus productos

En su cuarta edición el portal de gastronomía GASTROActitud reconoció con estos premios el trabajo constante de pequeños artesanos españoles, muchas veces anónimos o poco conocidos por el gran público, y que hacen posible que lleguen a nuestros mesas productos gastronómicos de excepcional calidad, que además suman el compromiso con la sostenibilidad, de respeto a la madre Tierra, en una época que todos tenemos que hacer algo y ellos lo llevan haciendo en silencio desde hace mucho tiempo.

Premiados IV Edición Premios Gastroactitud 2019

Galardonados en la IV Edición Premios GastroACTITUD 2019. Fotografía gentileza del portal gastronómico Gastroactitud

 

Ricard Camarena, con una larga trayectoria de trabajo codo con codo junto a agricultores, pescadores, ganaderos, y otros elaboradores de proximidad a su restaurante, de tal forma que los productos del territorio valenciano y en su momento óptimo de consumo se reflejan en los platos que salen de los fogones de su cocina, ha sido el padrino en la entrega de estos premios 2019 y que han sido para los siguientes artesanos gastronómicos:

Alas de Campos (Pichón de la Tierra de Campos en Zamora) un ave que había sido consumido por reyes y el resto de la corte de Castilla y León, y ahora en peligro de extinción, se está recuperando gracias al proyecto impulsado por Luis Alberto Lera del restaurante Lera y gestionado por la Fundación Rehabitar Tierra de Campos. Con su uso en la gastronomía se está contribuyendo a la fijación de la población rural.

Bodega Victoria Torres Pecis (de la Isla de La Palma) concedido a una mujer valiente que por encima de tendencias y modas quiere reflejar en sus vinos el carácter de su paisaje. Y así lo escribió en su post Noemi Martin publicado el pasado 31 de marzo de 2017.

Panadería Panem de Madrid. Los Hermanos García reivindican los sabores de toda la vida, esos que guardamos en nuestra memoria y que como el severo crítico gastrónomo de la película Ratatouille, Anton Ego, o la magdalena de Proust,  nos traslada a un momento, entre inocente y feliz a partes iguales, de nuestra vida.

Conservas Rosa Lafuente de Pontevedra. Rosa, hija de conserveros, junto a sus 4 hermanos le ha dado una vuelta a la tradición familiar y con su imagen vintage de etiquetas rosa reivindica la labor y la importancia de la mujer en su elaboración.

Cultivo Desterrado (agricultura, Cádiz) Con una carrera brillante en la industria tecnológica, Rafael Monge volvió a su Sanlucar de Barrameda natal para recuperar los cultivos tradicionales que se habían olvidado en los navazos (finca próxima a la playa). Comenzó con el de sus padres regándolo con tollo (agua salobre) para darle el carácter salino a sus guisantes de costa, coles, lechugas y plantas aromáticas.

Ganadería Biocoop de Ourense. Situado en Verín, tratan a los animales como seres vivos con todos sus derechos, dándole un valor ético y sostenible a la cría en extensivo y recuperando razas autóctonas en peligro de extinción. Han lanzado una línea de hamburguesas 100% ecológicas procedentes de las razas conocidas como las Morenas del Noroeste.

Juan Carlos Mackintosh (atún rojo en Tarifa) Empresa familiar que siguiendo artes de pesca minoritarios es absolutamente respetuoso con el mar y el medio ambiente. Atunes rojos del estrecho pescado con caña y sacrificados con el método japonés llamado Ikejime que evita el sufrimiento innecesario del animal y mejora la calidad de la carne. Solamente pescan por pedido y respeta con rigor las temporadas y las vedas.

Quesería Airas Moniz (Lugo) El tesón de 3 personas que aman su tierra, los animales, el queso y el mundo rural para evitar la desertización humana de los pueblos. Quesos de pasta blanda o azules procedentes de leche de vacas Jersey criadas en libertad.

Trufas Alonso (Guadalajara) La mejor empresa trufera española que ha trabajado la pedagogía y la cultura de la trufa aproximándola al consumidor final de una forma fácil y clara. Detrás de esta empresa están Rocío Alonso y Javier Acedo en quienes confían los mejores chefs de España por la calidad de sus trufas tanto las propias como las de importación.

Nueces de Nerpio (Albacete) De nogales centenarios se obtienen estas nueces que preservan el entorno. A la calidad de estas nueces se suman las cualidades nutricionales comprobadas por la ciencia.

Los premios Compromiso con la Tierra tienen el apoyo incondicional de empresas referentes en el sector gastronómico como Makro  acogiendo la ceremonia de entrega en su sede de Madrid y NH Hotel Group, compañía integrada en Minor Hoteles, y que se posiciona como la cadena hotelera gastronómica en España con mayor número de restaurantes de referencia en alta cocina: DiverXO, La Terraza del Casino y ReLevante.

El premio consistió en un plato de cerámica elaborado por el artista Pedro León, del taller de cerámica madrileño ArteHoy que puede presumir de que sus vajillas están en las mesas de los mejores restaurantes de España.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

 

 

Le Tarn. Région Midi-Pyrénées. France

Hay palabras autóctonas que mejor definen las experiencias que se pueden vivir en este territorio francés y que los lugareños reivindican del occitano como Escargoter (holgazanear) Espanter (asombrarse) Fousiquer (dejarse llevar) o  Tastar (degustar).También guardan en la memoria colectiva expresiones del tipo Allons-y a le Pays de Cocagne! (una expresión equivalente a “esto es jauja”) y que procede de la época en que se cultivaba la cocagne (unas bolas de la planta de la cual se obtenía el pastel como colorante) momento de gran prosperidad en la zona hasta que se importaron de América y Oriente.

www.bloghedonista.com

Fotografía de Nuria Tejedor

Pueblos franceses con nombres españoles que nos recuerda las continuas migraciones humanas arriba y abajo, como homenaje a esos pueblos que ayudaron a los Condes de Toulouse defendiendo su territorio frente a las incursiones de los reyes de Inglaterra. Nombres como Cordes-sur-Ciel es un claro homenaje a Córdoba. Pampelonne viene de Pamplona. Cadix de Cádiz y Valence d’Albigeois es un tributo a Valencia.

Este departamento francés está preparado para satisfacer a todos los gustos. Desde propuestas para los más deportistas que puedan practicar el cicloturismo con 28 circuitos  diferentes y descargables en la web de turismo que está al final del post, entre ellos un impagable recorrido por campos de girasoles, hasta rutas gourmet, ya que Le Tarn es una fiesta gastronómica desde los meses de abril a noviembre de cada año. Comenzando con los espárragos salvajes que se encuentran por los bosques y se cocinan en los restaurantes de Cordes-sur-Ciel al comienzo de la primavera hasta la fiesta de la castaña en Viterbe ya en pleno otoño. Entre medio se habrá festejado todos los productos del terroir: la manzana, las setas y por supuesto el vino de Gaillac. Culinariamente es una zona muy rica y variada en productos de alto valor como el famoso ail rose de Lautrec. Se está recuperando el azafrán cerca de Montredon, Jurac, Soual, Saint-Sulpice, Puylaurens y Cordes-sur-Ciel. Octubre es el mes apropiado para ver los campos floridos y teñidos de color rojo y es posible visitar la plantación Safran du Terroir Tarnais. Lacaune sigue celebrando la fiesta “Sens Porc” (sentido cerdo) o lo que es lo mismo la matanza del cerdo al comienzo del invierno preparando productos tradicionales como el melsat (una especie de morcilla blanca hecha con pan, huevos y carne que debe cocerse en agua durante más de una hora y que se sirve fresco, frito o cocido en sopa. También se puede secar y comerse crudo. La bougnette es parecida al Melsat en cuanto al relleno pero se diferencia en que está envuelta en tripa de cerdo. Se cuece en aceite hirviendo, dándole forma de buñuelo. Se come fría o asada.

www.bloghedonista.com

Fotografía de Nuria Tejedor. Cordes-sur-Ciel

Cuando las nieblas matutinas de invierno se desvanecen aparece majestuosa la ville haute de Cordes-sur-Ciel, encaramada en su colina fortaleza. Esconde entre sus medievales calles esconde suntuosos palacios góticos, considerada la Ville aux cent ogives, está cargada de misterios como el pozo de la Hall de más de 110 metros de profundidad, los enigmáticos mensajes en las esculturas de las fachadas góticas, el curiosos manuscrito de los “Sorts des Apôtres” y las muchas leyendas del imaginario popular que recaen sobre el nombre de las calles que la atraviesan: Caliente, del Paraíso, Oscura y la del dragón que parece que vaya a salir por cualquier esquina. Una parada gastronómica obligatoria es el Musée les Arts du Sucre et du chocolat Yves Thuriès, meilleur ouvrier de France.

Le préfecture departementel de Albi, vaut le voyage según la famosa guía francesa de tapas verdes, con su reconocible y erguida catedral fortaleza de ladrillo color rojo dedicada a Sainte-Cécile, es digna de admirar con avidez desde le Pont Vieux. Es la ciudad natal del pintor de la Belle Époque, Toulouse-Lautrec,  (destacó por su representación de la vida nocturna parisiense de finales del siglo XIX) Entre sus calles empedradas y casas medievales con entramados de madera y voladizos, se encuentra le Palais de la Berbie donde está instalado el Musée Toulouse-Lautrec con la mayor colección de obras del artista.

www.bloghedonista.com

Fotografía de Nuria Tejedor. Portada del libro L’Art de la cuisine de Toulouse-Lautrec y Maurice Joyant

Descubrir Gaillac y sus viñedos que forman parten de la AOC en una moto Solex o conduciendo un Citroën dos caballos, un coche que fue un icono de toda una generación por su ligereza y sus amortiguadores  ¡daba la sensación de saltar por los aires al pasar por un bache!, es una forma diferente de conocer la campiña francesa. La tradición vinícola en el Pays de Gaillac se remonta a la época de los romanos, y se puede visitar descubriendo hermosos y bucólicos parajes a partir del siguiente enlace Iter Vitis Les Chemins de la Vigne así como de imperdible es el museo del viticultor que recoge la mayor colección de herramientas vitícolas (8.000) y de objetos relacionados con la vid y el vino de Francia.

Carmaux es la ciudad del vidrio. Consagrada a este arte, revive la antigua tradición atrayendo a artesanos del sector y diseñadores.

Monestiés tiene inventariadas 20 estatuas de piedra calcáreas policromadas que representan los tres últimos episodios de la Pasión de Cristo: Cruxifición, Piedad y Entierro.

Montredon-Labessonié está orientada al público infantil y familiar amante de los animales en su zoo donde acoge 1200 animales entre ellos yaks blancos y negros, cebú, zorro polar, tigres blancos con ojos azules, panteras nebulosas,

Castelnau-de-Montmiral destaca por su magnífica plaza con sus arcadas y en una esquina la antigua picota, rodeadas de casas construidas en los siglos XVI y XVII. La sacristía de la iglesias parroquial se puede encontrar la cruz relicario de los condes de Armagnac con 450 piedras preciosas.

Puycelci fue construida en la Edad Media alrededor de un monasterio benedictino del cual sólo queda la imponente iglesia dedicada a Sainte Corneille.

Rabastens fue refugio de los herejes y se cree que Bélibaste, el último de los parfaits cátaros vivió en esta ciudad con sus muros destruidos por el tratado de París en 1229 contra los albigenses.

Lautrec clasificada como uno de les plus beaux villages de France por sus abudantes monumentos medievales como el lavadero de Saint Rémy, el molino de viento, el horno de pan del convento de las monjas benedictinas así como la colegiata de Saint Rémy. El famoso ajo rosa es originario de esta ville. La familia del pintor Toulouse-Lautrec es originaria de aquí.

En Saint Lieux-lès-Lavaur se puede visitar una colección de material ferroviario y hacer un paseo turístico en una antigua máquina de vapor con final de parada en el fantástico Jardín de Martels.

Por Castres pasa el Camino de Arlés o Vía Tolosana dentro de la ruta jacobea de los peregrinos italianos y franceses hacia Santiago de Compostela. Hay que visitar el Musée  Goya con una colección muy interesante de arte hispano. Los Jardins de l’Evêché son obra del arquitecto André Le Nôtre, paisajista de Versailles, y fueron clasificados en el 2004 como «Jardines destacados».

En la naturaleza que rodea Lacaune-les-Bains se puede seguir las huellas del «niño salvaje», encontrado en 1798 en los alrededores del pueblo.

Le Sidobre sorprende por sus piedras gigantescas de granito en perfecto equilbrio creando extrañas formas para recorrer en 15 puntos imprescindibles.

Para una soprendente estancia de fin de semana o más días en este link weekend tarn con una oferta hasta el 30 de Junio de 2016 a 50 euros por persona y noche. Para más información y organizar unas vacaciones perfectas en la web oficial de tourisme Tarn

BSO La vie en rose Edith Piaf

© 2016 José María Toro. Todos los derechos reservados.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: