Ethniko Barcelona. Beach Restaurant & Night Club. El restaurante urbano con todo el sabor de la playa de la Barceloneta

Una de las ven­ta­jas de vivir en la Ciu­dad Con­dal es poder dis­fru­tar de las playas que la bañan a unas cuan­tas paradas de metro. La situación priv­i­le­gia­da del restau­rante Eth­niko con vis­tas al frente marí­ti­mo lo con­vierten en un indis­pens­able de la restau­ración barcelone­sa, ya sea en horario diurno o noc­turno, alter­nan­do su ambi­ente de día más hip­py ‑y hap­py- con el urbani­ta barcelonés o barcelone­sa que después de tra­ba­jar bus­ca una ofer­ta gas­tronómi­ca desen­fada­da pero con sabor y que además sea salud­able. Y así es su car­ta, con opciones healthy, y que ya se ha con­ver­tido en una ref­er­en­cia den­tro de la Barcelone­ta para cualquier momen­to, por su coci­na non stop todos los días de la semana.

Terraza exterior de Ethniko

Ter­raza exte­ri­or de Eth­niko Barcelona

 

Su ter­raza exte­ri­or nos trasla­da a las más grande de las islas Pitiusas por su atmós­fera ibi­cen­ca. Después de las cenas con­tinúa abier­to para el ser­vi­cio de copas has­ta las 6 de la madru­ga­da los fines de sem­ana. El inte­ri­or de Eth­niko une toques trop­i­cales con otros de inspiración berli­ne­sa que le apor­ta mul­ti­cul­tur­al­i­dad así como su clien­tela vari­a­da y cos­mopoli­ta que le apor­ta una vibrante energía, suma­do a la luz y col­or tan mediter­rá­neo que invade su inte­ri­or. La gran bar­ra de la sala prin­ci­pal es el pro­tag­o­nista indis­cutible del local con sus impre­sio­n­antes arcos de 5 met­ros y una mesa cen­tral que se ele­va a la hora de las copas para con­ver­tirse cada noche en una impro­visa­da pista de baile. En el altil­lo se sitúa la sala Berlín con su bar­ra propia. Su dec­o­ración indus­tri­al nos trasla­da a los clubs más cool de la cap­i­tal ale­m­ana. La zona chill de día se con­vierte en esce­nario por las noches que se ani­man sigu­ien­do el rit­mo de la músi­ca en vivo o de djs pro­movien­do la socia­bil­i­dad real entre copa y copa de su vari­a­da car­ta de cócte­les que se inspi­ra en sabores esen­ciales como el café, el ver­mut, la alba­ha­ca, el agua­cate, el pome­lo o el jalapeño. Impre­scindibles son sus fies­tas men­su­ales con Check Point, Las Delin­cuentes o Detroit Love (Carl Craig).

Una car­ta actu­al y mod­er­na que ofrece prop­ues­tas salud­ables, veg­e­tar­i­anas, veg­anas y tam­bién de bue­nas carnes y pesca­dos. Siem­pre con pro­duc­to de prox­im­i­dad, de km.0, y que sean sostenibles. Platos de Améri­ca Lati­na com­parten pro­tag­o­nis­mo con otros más vis­tosos de Ori­ente.

Platos degus­ta­dos:

  • Gaz­pa­cho de pepino y melón con hela­do de wasabi. Refres­cante para estos días de calor.
Gazpacho de pepino y melón con helado de wasabi

Gaz­pa­cho de pepino y melón con hela­do de wasabi

 

  • Tiramisú sal­a­do: gua­camole, que­so con finas hier­bas, beren­je­nas ahu­madas y pol­vo de aceitu­nas. Orig­i­nal pre­sentación de un pla­to dulce recon­ver­tido en una opción salada.
Tiramisú salado

Tiramisú sal­a­do.

 

  • Col­ori­do semá­foro de humus: de remo­lacha, cúr­cuma y alba­ha­ca. Prop­ues­ta de rabiosa actu­al­i­dad con mucho col­or en su presentación.
Semáforo de humus

Semá­fo­to de humus

 

  • Carpac­cio de cal­abaza a la brasa con fre­sa, champiñones y que­so fres­co. Un juego de con­trastes de sabores, tex­turas y colores.
Carpaccio de calabaza

Carpac­cio de calabaza

 

  • Tiernísi­ma bro­cheta de pulpo.
Brocheta de pulpo

Bro­cheta de pulpo

 

  • Ensal­adil­la rusa con agua­cate ahu­ma­do. Un pla­to adic­ti­vo por su per­fume de humo y su pues­ta en esce­na delante del comensal.
Ensaladilla rusa con aguacate ahumado

Ensal­adil­la rusa con agua­cate ahumado

 

  • Tata­ki de atún con ensal­a­da de algas.
Tataki de atún

Tata­ki de atún

 

  • Arroz venere de marisco. Esta modal­i­dad orig­i­nario de Chi­na se vuelve de un sor­pren­dente col­or púr­pu­ra una vez cocido.
Arroz venere

Arroz venere

 

  • Tagli­a­ta de tern­era al esti­lo ital­iano con rúcu­la y tomates cher­ry.
Tagliata con rúcula y tomates cherry

Tagli­a­ta con rúcu­la y tomates cherry

 

  • Cheese­cake de agua­cate con piña cola­da. Un postre ide­al para los días calurosos y para acabar ligero una comi­da copiosa.
Cheese cake de aguacate con piña colada

Cheese cake de agua­cate con piña colada

 

Eth­niko Barcelona. Beach Restau­rant & Night Club  Pas­seig de Joan de Bor­bó, 74. 08039 Barcelona. Telé­fono 935 221 977. Horario de domin­go a jueves de 11 a 2h y viernes y sába­do de 11 a 6h. Direc­to­ra com­er­cial: Olga Aguil­era con grandes éxi­tos en sus difer­entes eta­pas por los emblemáti­cos locales como Sut­ton, Ele­phant o Danzatoria.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

 

Restaurant L’Olivé, un clásico renovado de la restauración barcelonesa que nunca falla

Este cén­tri­co restau­rante barcelonés acu­mu­la 34 años de expe­ri­en­cia hacien­do felices a sus clientes. Son más de tres décadas de ser­vi­cio inin­ter­rumpi­do, excep­to el breve perío­do de cierre por la refor­ma, que han aprovecha­do para mod­ern­izar su espa­cio y actu­alizar platos de la car­ta adap­tán­do­los a los nuevos tiem­pos, pero sin perder su esen­cia, como clási­co de la esce­na barcelone­sa de la restau­ración que nun­ca falla.

Restaurant L'Olivé

Restau­rant L’Olivé

 

Para los que habían cono­ci­do el antiguo L’Olivé les va a gus­tar esta meta­mor­fo­s­is, este cam­bio de look, con una dec­o­ración dom­i­nante por el verde oli­va oscuro, todo un guiño a su nom­bre, que lle­va la fir­ma del estu­dio Lázaro Rosa-Vio­lán y que en este restau­rante rompe con su per­son­al esti­lo, y a la vez iden­ti­fi­ca­ble, al que nos tenía tan acos­tum­bra­do. Varias depen­den­cias con­for­man este restau­rante: la entra­da dom­i­na­da por su bar­ra para esper­ar a ser sen­ta­do ¡como me gus­ta comen­zar con un cóc­tel! El pasil­lo al come­dor con sus ale­gres mosaicos del sue­lo que indi­can el camino a seguir, y el mobil­iario en verde oscuro de esas clási­cas coci­nas, con la exce­lente mate­ria pri­ma a la vista, y detrás, entre los anaque­les, se puede ver la pul­crísi­ma coci­na en pleno fun­cionamien­to, todo son inequívo­cas señales de que aquí se come bien. Un impre­scindible horno Josper pre­side esta sala de opera­ciones que es el corazón de este restau­rante. La sala del patio tiene ilu­mi­nación nat­ur­al a través de una claraboya y sal­i­da a un jardín ver­ti­cal que le otor­ga mucha fres­cu­ra. Jar­rones y plan­tas rematan este esce­nario. El salón prin­ci­pal con sus espe­jos que ayu­dan a dar esa sen­sación de ampli­tud y grandiosi­dad. Los 4 espa­cios pri­va­dos rodea­d­os de arte mag­nif­i­can esta ele­gante experiencia.

Restaurant L'Olivé

Restau­rant L’Olivé

 

Un ser­vi­cio impeca­ble donde los vet­er­a­nos son men­tores de los más jóvenes, dirigi­do por la aten­ta mira­da de su jefe de sala Albert Alon­so, con muchas tablas acumuladas.

Restaurant L'Olivé

Restau­rant L’Olivé

 

La coci­na sigue sien­do igual de sabrosa o más, pero enlazan­do con la coci­na salud­able y lig­era. Provee­dores escogi­dos para cada pro­duc­to y la car­ta de vinos con 125 ref­er­en­cias des­de las más clási­cas has­ta las más mod­er­nas y menos cono­ci­das para garan­ti­zar la cal­i­dad de sus prop­ues­tas. Su chef César Pas­tor, con dilata­da expe­ri­en­cia en otros restau­rantes, ha poten­ci­a­do el marisco, los arro­ces, las sug­eren­cias y ha revisa­do guisos tradi­cionales como los cal­los con gar­ban­zos y el canelón de pular­da. Platos de la coci­na tradi­cional como el rape a la donos­tiar­ra se mez­clan con las más mod­er­nas de lubi­na con sal­sa de estragón o el tata­ki de atún a la brasa con foie. Los postres tam­bién se han unido a esta evolu­ción con prop­ues­tas como hela­do de coco con fon­do de cre­ma cata­lana, tiramisú por partes o tim­bal de fresones con cre­ma carameliza­da y sor­bete de limón.

Platos y vinos degustados:

  • Fran­so­la de Bode­gas Tor­res (DO Penedès)para acom­pañar los primeros platos por su fre­cu­ra,  aro­mas de lichi y fru­ta tropical.
  • Esqueix­a­da de bacalao, un pla­to pop­u­lar de la gas­tronomía cata­lana que entra muy bien por lo refres­cante que es. Bajo en calorías pero fuente impor­tante de proteínas.
Esqueixada de bacalao

Esqueix­a­da de bacalao

 

  • Deli­ciosas cro­que­tas de pol­lo.
Croquetas de pollo

Cro­que­tas de pollo

 

  • Canelón de txan­gur­ro cubier­to de cal­abacín, may­one­sa de pere­jil, huevas de salmón y tomate cor­ta­do muy fino.
Canelón de txangurro

Canelón de txangurro

 

  • Rita de Vinyes Domènech (DO Montsant) de notas bal­sámi­cas y minerales.
Rita de Vinyes Domènech

Rita de Vinyes Domènech

 

  • Tar­tar de atún.
Tartar de atún

Tar­tar de atún

 

  • Dul­ces guisantes de tem­po­ra­da con papada.
Guisantes con panceta

Guisantes con papada

 

  • Espec­tac­u­lar arroz.
Arroz

Arroz

 

  • Fin­ca Malaveï­na de Pere­la­da (DO Empordà) Vino que expre­sa el ter­ruño donde crece, con influ­en­cias mari­nas por su cer­canía al mar. De uvas mer­lot, syrah y gar­nacha. Ater­ciopela­do en boca, y en nar­iz aor­mas min­erales, a hino­jo y menta.
Finca Malaveïna

Fin­ca Malaveïna

 

  • Rape a la plan­cha que se ter­mi­na de coci­nar en el horno Josper para dar­le ese per­fume ahumado.
Rape a la plancha

Rape a la plancha

 

  • Sabroso chuletón de vaca rubia gal­le­ga.
Chuletón

Chuletón

 

  • Choco­late en tex­turas.
Chocolate en texturas

Choco­late en texturas

 

  • Tar­ta de que­so.
Tarta de queso con mousse de maracuyá

Tar­ta de queso

 

  • Sifón de maracuyá y coulis de fram­bue­sa.
Sifón de maracuyá y coulis de frambuesa

Sifón de maracuyá y coulis de frambuesa

 

El restau­rante L’Olivé se inau­guró en 1984 por Josep Olivé. Con la ayu­da de su hijo, Ori­ol, ges­tio­nan 4 locales más en la Ciu­dad Con­dal: Barcelone­ta espe­cial­iza­do en pesca­do y marisco, Paco Mer­al­go una taber­na de tapas, Barcelona-Milano que fusiona la gas­tronomía cata­lana y la ital­iana, y por últi­mo Bar Cañete la casa de comi­das de las Ram­blas barcelone­sa. En todos ellos la filosofía que prac­ti­can es la de pro­duc­to y ser­vi­cio al cliente.

Restau­rant L’O­livé C/Balmes, 47 08007 Barcelona Telé­fono 934 521 990

© 2018 José María Toro. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: