Restaurante Los Abrigos

DSC05054

C/ La Marina, 3 Los Abrigos 38618 Tel. 922 170 264 Restaurante Los Abrigos

Este restaurante tiene el mismo nombre del pueblo que lo acoge y ocupa un rincón privilegiado, a modo de mirador, sobre este minúsculo puerto, casi de bolsillo, y también hacia las barcas que faenan para ellos y les proveen de pescado y marisco fresco.

IMG_20140725_213309

Siguiendo la estela de los sabios consejos del difunto cocinero Santi Santamaría que quedaron inmortalizados en unos pequeños artículos publicados en el 2007 en el periódico barcelonés La Vanguardia, ( un anticipo de lo que más tarde la Editorial Phaidon editó en el 2013 con su guía «Where Chefs Eat» creada a partir de recomendaciones de cocineros de prestigio, «los reales expertos» ) éste es uno de esos sitios donde se refugiaba para degustar cocina tradicional bien hecha sin artificios innecesarios.

El local tiene una decoración muy marinera, como no podía ser de otra manera, y aunque las mesas están cubiertas con manteles de papel, que le da todavía más autenticidad, en cambio es muy loable su servicio correcto de las copas adecuadas para cada tipo de vino, algo que muchas veces desgraciadamente se olvida.

IMG_20140725_213346

Su cocina carece de adornos superfluos en pro de los sabores puros: «papas arrugás» con sus dos mojítos el verde y el rojo. Pulpo tierno, tiernísimo, que parecía mantequilla, sin más aliño que nuestro oro líquido, el aceite de oliva virgen extra ¡de ovación cerrada! Rompo una lanza por este tipo de preparación del pulpo a la manera canaria dejando en segundo lugar al pulpo a feira aunque éste sea más popular. Unos excelsos calamares a la romana y como broche final un pescado blanco autóctono de la zona ¡de tirar cohetes!. Para el maridaje un blanco ecológico de la tierra, Frontos, con mucha fruta tropical de papaya y maracuyá.

IMG_20140725_205127

En este viaje gastronómico por el mundo muchas veces nos olvidamos de los sabores puros y en este restaurante llegamos a buen puerto para convencernos una vez más de como algo tan sencillo se puede convertir en extraordinario. Gracias Santi por dejarnos piedras blancas, del mismo modo que Pulgarcito, para guiarnos a los gastronómadas.

Precio medio 30 euros.

DSC05065

El Bistro de Antonio Aguiar

Blog Hedonista El Bistro de Antonio Aguiar

Interior de El Bistro de Antonio Aguiar

C/ Del Lomo (esquina Pérez Zamora, 12) Puerto de la Cruz. Tenerife. Islas Canarias. Teléfono 922 381 794

Este restaurante fiel a la cocina tradicional canaria sin enmascaramientos, de sabores puros, recoge la herencia de la antigua Casa Lala que estaba en la zona de El Durazno del Puerto de la Cruz. Antonio Aguiar traspasó todo su saber a este pequeño rincón con decoración de taberna marinera adaptada a los nuevos tiempos donde destaca como elemento decorativo predominante la madera en sus puertas, ventanas, mesas, sillas y techo para darle más autenticidad.

Blog Hedonista El Bistro de Antonio Aguiar

«Papas arrugás» acompañadas de mojo verde y rojo

Un hombre que conquistó con su recetario de pucheros y guisos, allá por el 2007, al malogrado cocinero Santi Santamaría como lo dejó escrito éste en una serie de artículos publicados en el rotativo barcelonés La Vanguardia.

Antonio reivindica los maravillosos productos canarios de proximidad, de km. 0 como el riquísimo aperitivo de un chorizo de cerdo negro canario para untar, a modo de sobrasada, sobre un delicioso pan con gusto a las semillas de matalahúga. Las deliciosas patatas pequeñitas autóctonas especiales para crear un plato sublime como son las «papas arrugás» y de acompañamiento sus mojitos verde y rojo, el pulpo al estilo canario sin más aliño que un buen chorro de aceite de oliva virgen extra sobre un producto de calidad y su óptima cocción para que exprese todo lo que tiene que decir este animal octópodo. Guiso de bacalao encebollado con pasas, almendras y tiras de pimiento rojo para mojar pan y más pan hasta dejar el plato bien rebañado dejando solamente la piel de este pescado.

Blog Hedonista El Bistro de Antonio Aguiar

Bacalao encebollado

Antonio y su equipo miman a sus clientes y ofrecen raciones extra generosas, del mismo tamaño que nos ponen nuestras solícitas madres cuando volvemos de un viaje y lo primero que nos espetan es aquella frase matadora del tipo:  «que delgado estás, a saber que habrás comido por ahí» y ese día te obsequian con tu plato tan especial en tamaño XXL. Así es Antonio.
Bodega compuesta de unos cuantos vinos canarios sorprendentes y algún que otro de la península para todos aquellos de gustos clásicos y que no quieren arriesgar.
¿Nos encontramos con una nueva modalidad de guachinche urbano?

Precios muy comedidos aproximadamente 20 euros por persona.

Banda Sonora del post: el tema Silenced by the night de Keane.

Abama Kabuki

Carretera General TF 47, km 9 386887 Guía de Isora. Tenerife. Islas Canarias. Hotel Abama Golf & Spa Resort

BlogHedonista Entrada a Abama Kabuki

Abama Kabuki

Entrar en el Hotel Abama Golf & Spa Resort ( 5 estrellas G.L. ) es ir directo a un espacio único con sabor al cercano Norte de África, un edificio en color terracota quemada que varía en tonalidades según la iluminación del sol, con vegetación exuberante emulando un oasis del desierto y que guarda todo un complejo de servicios para satisfacer cualquier capricho de ocio de sus clientes. A nivel gastronómico no tiene parangón: 10 restaurantes, y dos de ellos con estrellas Michelin, M.B.,  de Martín Berasategui, que posee 2 y Abama Kabuki, de Ricardo Sanz, condecorado con una de la prestigiosa guía gala.

BlogHedonista Abama Kabuki Nigirs

Nigiris

Acceder al restaurante de cocina japonesa Abama Kabuki es introducirse en un espacio zen de paz y armonía, en una recreación de ese mundo nipón de sonrisas amables, con una decoración minimalista dominada por los colores rojo y negro en sus paredes y con mobiliario de madera oscura en color wengué, todo con el propósito de conseguir un espacio bello y sencillo que no distraiga al comensal su atención de lo que viene a realmente hacer aquí ¡que es comer y disfrutar!.

El origen de la palabra kabuki, tal como lo describe en la introducción de la carta, nació en el siglo XVII como lugar de representación de un espectáculo popular hasta convertirse en lo que hoy se conoce en Tokio como teatro donde los espectadores se llevan su comida y disfrutan con las obras. Abama Kabuki es esa acepción: una excelente interpretación de la buena gastronomía japonesa. Foto Kabuki 3 Todo está cuidadosamente elegido: las combinaciones de sabores y texturas en las diferentes degustaciones, el orden del servicio, los platos propiamente dichos totalmente artesanales traídos expresamente desde el país del Sol Naciente con sus irregulares formas a semejanza de la naturaleza, que le otorga a cada uno de ellos personalidad propia y que realza los alimentos presentados, los maravillosos palillos, evidentemente aquí se come con ellos, que parecen mágicos, dotados de poderes especiales para que hasta el menos habilidoso en estos menesteres sea capaz de llevarse los bocados a la boca con la mayor facilidad del mundo sin que por el camino pierda nada. Este conjunto crea una unidad armónica, de una hermosura extraordinaria, que los sesudos teóricos de la estética y concretamente el filósofo alemán Kant diría que es sublime, como superlativo de belleza o como él definía «lo que es absolutamente grande». Foto Kabuki 1 El menú degustación tiene varias partes considerando cada una de ellas como unidades diferenciadas. Del apartado Sakizuke, extraordinario el foie con el nombre de Kabuki impreso como un marchamo sobre la delicada pieza. Finísima la berenjena frita con aderezo de miso. En el Otsukuri, muy destacable el Tataki del Chef consistente en un sutil bonito con notas ahumadas para llorar de felicidad. El Sushi compuesto de nigiris y makis es tocar la excelencia, de quitarse el sombrero. En el Kanmi o surtido de postre remarcable el lichi con yuzú y pipa de calabaza caramelizada por un lado y por otro la panna cotta de té matcha acompañado de sus galletas inglesas ¡para tirar cohetes! Foto Kabuki 2 Todo maridado con una botella de Christmann Riesling Trocken, con aromas a flores blancas, a cítricos y frutas exóticas, por su versatilidad hacia los sabores ácidos y salados dominantes en los diferentes platos del elenco de la degustación. Foto Kabuki 18Precio del menú: 100 euros, impuestos y bebidas aparte. Una cena-festival gastronómico para echar las campanas al vuelo y grabar con tinta indeleble en nuestra memoria de las celebraciones sensoriales. ¡Bravo!

Banda sonora de este post: Am I Wrong  de Nico & Vinz 

A %d blogueros les gusta esto: