¿Cuidamos de Santa Cruz de Tenerife?

Des­de hace algu­nos años ten­go un sue­ño. Me encan­ta­ría que mi ciu­dad, San­ta Cruz de Tene­ri­fe, se con­vir­tie­ra en una de las más lim­pias y sos­te­ni­bles del pla­ne­ta. Qui­zá es una de mis tan­tas ideas des­ca­be­lla­das pero estoy segu­ra de que no es un impo­si­ble. Si Hono­lu­lu en Hawái  lo ha con­se­gui­do, mi fan­tás­ti­ca ciu­dad y sus habi­tan­tes tam­bién son capa­ces.

Cuan­do paseo por sus calles y barrios los visua­li­zo impo­lu­tos como las ave­ni­das de Sin­ga­pur y Ade­lai­da, don­de casi podrías comer sobre la ace­ra. Tam­bién ideo sis­te­mas para que el aire que res­pi­ra­mos sea tan puro como el de las Mon­ta­ñas Roco­sas y dise­ño men­tal­men­te inmen­sos y salu­da­bles espa­cios ver­des. Has­ta ten­go pre­pa­ra­da una tari­ma ima­gi­na­ria para ins­ta­lar­la en el Par­que Gar­cía Sana­bria, al esti­lo de Hyde Park,  para que los tran­seún­tes pue­dan impro­vi­sar dis­cur­sos a media tar­de. Sería genial poder escu­char a nues­tros veci­nos con­tar sus pro­pues­tas.

Parque García Sanabria

Par­que Gar­cía Sana­bria

 

A veces, mien­tras reco­rro la Ave­ni­da de Ana­ga,  me des­cu­bro pla­ni­fi­can­do el trá­fi­co: más pier­nas y menos rue­das, ami­gos. ¿De ver­dad nece­si­ta­mos ir al gim­na­sio en coche para lue­go hacer una hora de cin­ta? En otras oca­sio­nes, sobre todo cuan­do bajo las bol­sas de basu­ra,  inven­to cam­pa­ñas de reci­cla­je con el anhe­lo de que lle­gue­mos a ser como San Fran­cis­co y sus ciu­da­da­nos, los más con­cien­cia­dos del mun­do en la sepa­ra­ción de resi­duos. Tam­bién, ¿cómo no? inge­nio fór­mu­las para con­ver­tir­nos en una “ciu­dad slow” don­de el con­su­mo mayo­ri­ta­rio sea el de pro­duc­tos de cer­ca­nía o kiló­me­tro cero y don­de nos tome­mos la vida más pau­sa­da­men­te.

La cam­pa­ña que aca­ba de lan­zar el Ayun­ta­mien­to de San­ta Cruz me gus­ta. Es sen­ci­lla pero cla­ra:  tu ciu­dad, tu casa. ¿La cui­da­mos jun­tos? La con­cien­cia ciu­da­da­na es sin duda el arma más poten­te para con­se­guir que el lugar que habi­ta­mos sea cada día más bri­llan­te y más vivo. Ade­más, están las “mul­tas gran­des para peque­ñas fal­tas”, como hacen en Cal­gary y con las que estoy abso­lu­ta­men­te de acuer­do, pero bueno podría­mos empe­zar por ilu­sio­nar­nos con mimar nues­tro entorno, ¿no?  Es más boni­to. Y más poé­ti­co.

Tene­mos la suer­te de habi­tar una ciu­dad pre­cio­sa y hos­pi­ta­la­ria den­tro de una isla mara­vi­llo­sa. La cali­dad de vida, el cli­ma y el mar nos acom­pa­ñan cada día. ¿Qué tal si nos com­pro­me­te­mos un poqui­to para que vivir y visi­tar San­ta Cruz sea una expe­rien­cia aún más hedo­nis­ta?

© 2019 Noe­mi Mar­tin. All rights reser­ved

 

 

Un hotelito con alma

Éra­se una vez una her­mo­sa casa seño­rial cana­ria del siglo XVIII que con el paso de los años se con­vir­tió en un hote­li­to rural cáli­do y apa­ci­ble lla­ma­do “Hotel Emble­má­ti­co San Mar­cos”

Situa­do en el pre­cio­so muni­ci­pio de Icod de los Vinos, al nor­te de Tene­ri­fe, la casi­ta con­ta­ba con seis habi­ta­cio­nes, a cual más bella, que reci­bía a via­je­ros de todo el mun­do dis­pues­tos a dis­fru­tar de un alo­ja­mien­to con per­so­na­li­dad úni­ca. Las habi­ta­cio­nes, con extra­or­di­na­rios techos de made­ra, esta­ban deco­ra­das con mimo para que sus mora­do­res pudie­ran des­can­sar en un entorno rela­jan­te y espe­cial. Al abrir las ven­ta­nas, podían divi­sar­se pai­sa­jes ver­des y oír a los galli­tos can­tar al ama­ne­cer. Salas de lec­tu­ra con exce­len­tes pin­tu­ras y un deli­ca­do patio inte­rior ador­na­do con flo­res com­ple­ta­ban el peque­ño paraí­so ico­den­se.

www.bloghedonista.com

Hotel Emble­má­ti­co San Macos. Foto­gra­fía de Noe­mi Mar­tin

Los desa­yu­nos en la casa se ser­vían en una cómo­da estan­cia cono­ci­da como  “La Bode­gui­ta”. Eran sen­ci­llos pero com­ple­tos, idea­les para empe­zar el día con áni­mo y ganas de reco­rrer la Isla. Fru­ta fres­ca, embu­ti­dos, hue­vos, pan, biz­co­chos, zumo, yogurt  y café recién hecho ‑pri­mo­ro­sa­men­te ser­vi­dos- des­per­ta­ban al via­je­ro, tras la cal­ma de la noche en las calles con­ti­guas.

www.bloghedonista.com

Hotel Emble­má­ti­co San Mar­cos. Foto­gra­fía de Noe­mi Mar­tin

Cer­ca del Hotel, regen­ta­do por gen­te ama­ble y son­rien­te, los luga­re­ños pasea­ban feli­ces al ampa­ro del Dra­go Mile­na­rio, un árbol anciano y mági­co a cuya san­gre se atri­buían pro­pie­da­des cura­ti­vas y alre­de­dor del cual gira­ban nume­ro­sas leyen­das.  Ade­más, el pue­blo con­ta­ba con encan­ta­do­ras pla­zas e  igle­sias y una gru­ta vol­cá­ni­ca lla­ma­da “La Cue­va del Vien­to” que mara­vi­lla­ba a todos los visi­tan­tes.

www.bloghedonista.com

Hotel Emble­má­ti­co San Mar­cos. Foto­gra­fía de Noe­mi Mar­tin

Lo mejor de esta bre­ve his­to­ria sin rema­tar es que ‑aun­que pudie­ra pare­cer­lo- no for­ma par­te de la fan­ta­sía de una soña­do­ra inco­rre­gi­ble sino que es una reali­dad ado­ra­ble de la que podrás dis­fru­tar cuan­do te ape­tez­ca. El Hotel Emble­má­ti­co San Mar­cos exis­te, tie­ne alma pro­pia, y te espe­ra risue­ño en el tran­qui­lo muni­ci­pio de Icod de los Vinos.

www.bloghedonista.com

Hotel Emble­má­ti­co San Mar­cos. Foto­gra­fía de Noe­mi Mar­tin

Si lo visi­tas, te pare­ce­rá estar inmer­so en el esce­na­rio de un colo­ri­do cuen­to cana­rio. Retro­ce­de­rás en el tiem­po mien­tras tus pies suben los pel­da­ños de made­ra de la esca­le­ra inte­rior para lle­gar a tu estan­cia. Estoy segu­ra de que será inol­vi­da­ble escri­bir el final de este rela­to con tu expe­rien­cia que, ade­más, podrás rema­tar pro­ban­do los deli­cio­sos cal­dos de la zona.

El nor­te de la Isla de Tene­ri­fe tie­ne un encan­to espe­cial y este hote­li­to guar­da su esen­cia entre sus pare­des de pie­dra. Un gran des­cu­bri­mien­to que me ape­te­cía com­par­tir con todos los ami­gos hedo­nis­tas.

Hotel Emble­má­ti­co San Mar­cos C/ Hér­cu­les, 11 Icod de los Vinos 38430. San­ta Cruz de Tene­ri­fe. Espa­ña. Tel. 922 816 509

BSO de este post Las tran­seún­tes de Jor­ge Drex­ler

 © 2016 Noe­mi Mar­tin. Todos los dere­chos reser­va­dos

 

 

%d