Pollo frito gourmet, cócteles de autor al estilo moonshine y rock & roll en versión delivery by Piel de Gallina

Estas piezas de pol­lo te pon­drán la piel de gal­li­na de lo deli­ciosas que están. Y así es porque los chicos de Piel de Gal­li­na nos están erizan­do la piel con su ofer­ta deliv­ery. Por fin podremos dester­rar de nues­tra mate­ria gris, esa ima­gen, sabor y aro­ma que muchos ten­emos graba­do a fuego en nues­tra memo­ria de ese pol­lo grasien­to y con un sabor más de antibióti­cos que del ver­dadero pollo. 

piezas de pollo frito, cóctel
Piezas de pol­lo de Piel de Gallina


En este proyec­to de Piel de Gal­li­na los socios son Mar­tin Pimentel y Javi Cadahía de V de Ver­mut (la ver­mutería de bar­rio que le dediqué un escrito hace muy poco) el bar­tender San­ti Ortiz de 33 by San­ti Ortiz y el chef Daniel Viejo-Pra­do, quese pusieron a bus­car la fór­mu­la ide­al para encon­trar ese pol­lo frito que lle­gara a casa cru­jiente y jugoso. Et voilà! El pol­lo Rey de l’Empordà, un tipo de pol­lo campero, cri­a­do en lib­er­tad de la gran­ja aví­co­la Maria de l’Empordà fue el elegi­do. El chef Viejo- Pra­do buscó y encon­tró en la téc­ni­ca core­ana de una ami­ga suya la fór­mu­la exac­ta (doble frit­u­ra y hari­na de cal­i­dad) para con­seguir jugosi­dad en su inte­ri­or y cru­jiente en su capa exte­ri­or. Y que además lle­gase a casa en per­fec­tas condi­ciones de degustación. ¡Vamos, un triple salto mor­tal!

Cin­co sabores a ele­gir entre difer­entes mat­ices de picante que cada uno de ellos hace ref­er­en­cia a una ciu­dad y que da ya pistas:

  • Seúl: soja, miel, azú­car moreno, pol­vo go-chi-jang de chile core­ano picante y ajo. Acom­paña­do de top­pings de jen­gi­bre fres­co, cebol­la tier­na y arroz cru­jiente para equi­li­brar un picante moderado.
  • Tulum: azú­car moreno, zumo de naran­ja, achiote, chipo­tle y ajo con top­pings de piel de naran­ja, cebol­la mora­da encur­ti­da y cilantro para poten­ciar un semi picante ahumado.
  • Ken­tucky: Jack Daniel’s, sal­sa bar­ba­coa casera y pas­ta de maíz con top­pings de maíz tosta­do, cebolli­no y cebol­la fri­ta es más suave.
  • Bangkok: soja, cre­ma de cac­ahuete, pas­ta de cur­ry rojo y hoja de lima kéfir con top­pings de cilantro, cac­ahuetes fritos con miel y piel de lima, para los que les gus­ta el picante.
  • Casablan­ca: cúr­cuma, Ras el hanout, cilantro y té de men­ta con top­pings de sésamo tosta­do y men­ta pic­a­da para los que gus­tan de sabores especiales.

¿Y para beber? 6 cócte­les de autor de San­ti Ortiz al esti­lo moon­shine (el aguar­di­ente de des­ti­lación casera de la época de la Ley Seca). Se sir­ven en jar­ros de con­ser­va como se bebía en esa época y de ahí deben su nom­bre. Cóc­tles que armo­nizan y min­i­mizan los sabores picantes como Kikiri (Bac­ar­di Car­ta blana, Plan­ta­tion Jamaica, Plan­ta­tion Over­proof, cor­dial de melón y pimien­ta de Jamaica), el Chick­en Skyn (Jack Daniel’s, sirope de anís y tomil­lo limonero, agua cítri­ca) o el cóc­tel Mr. B que es todo un hom­e­na­je al DJ Cadahía, por citar tres.

Disponible en cubos de 6 piezas (200 gr) a 8€ y 12 piezas (400 gr) a 16€.

Otras prop­ues­tas de la car­ta son: el cachopol­lo que es todo un guiño al asturi­ano cachopo de dónde es orig­i­nario el chef, y el Po’Boy en for­ma­to bocadil­lo (esca­lope de pol­lo con lechuga, tomate y may­one­sa japone­sa) con recuer­dos a la coci­na Cajún.

Acom­pañamien­tos como el rábano dakon encur­tido en mirin, los aros de cebol­la cru­jientes, coleslaw, la mazor­ca de maíz grati­na­da en el Josper o el mac’n’cheese.

Deliv­ery al What­sApp 681 393050 de martes a miér­coles de 20h a 24h y de jueves a domin­go de 13 a 16h y de 20 a 24h. Tam­bién en las platafor­mas de Glo­vo y Just Eat.

Cuan­do lo pruebes se te pon­drá la piel de gal­li­na (cómo cuan­do rozas a esa per­sona que te hace sen­tir mari­posas) ¡Prometi­do!.

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Le Circus de Millesime Madrid 2015

FullSizeRender (26)
A grandes ras­gos Le Cir­cus de Milles­ime Madrid 2015 volvió a sor­pren­der con la pre­sentación de nuevas crea­ciones culi­nar­ias en gen­er­al, y la de Méx­i­co, en par­tic­u­lar, como país invi­ta­do. Si le añadi­mos las inigual­ables recrea­ciones oníri­c­as de ambi­entes circens­es dis­eñadas para esta edi­ción, la visi­ta se con­vir­tió en todo un espec­tácu­lo para los sen­ti­dos donde todo esta­ba prepara­do para el más difí­cil todavía. Pasen y lean
La Real Con­servera Españo­la, empre­sa que data de 1920 y que sólo usa marisco gal­lego en sus elab­o­ra­ciones, emo­cionó con sus vasitos de alme­jas recu­bier­tos con una sal­sa fría para realzar el sabor de este molus­co ¡de fue­gos arti­fi­ciales!, la zam­buriña de Cam­ba­dos con aguachile de maíz o la alme­ja de con sopa yoda­da ¡para sen­tir todo la bravu­ra del Océano Atlán­ti­co en boca!
Las exquis­i­tas ostras de Daniel Sor­lut (que para un momen­to de urgente necesi­dad se pueden encon­trar en una de las paradas del madrileño Mer­ca­do de San Miguel) de un sabor potente y total­mente adic­ti­vas. Cómo no podía ser de otra man­era proce­den de la priv­i­le­gia­da zona de Marennes-Oléron, en la cos­ta oeste de la France, ese excep­cional hábi­tat con una condi­ciones envidi­a­bles para que vivan y se pon­gan así de sabrosas les huîtres galas.
Para sat­is­fac­er a los más carnívoros esta­ban los espe­cial­is­tas en carnes selec­tas de La Fin­ca de Jiménez Bar­bero que asom­braron con sus crea­ciones y sus cortes.
El col­or bril­lante, ter­so y casi hip­no­ti­zante jun­to al olor mag­néti­co de las piezas de atún de Balfegó ‑tan apre­ci­a­da por los hijos del impe­rio del Sol Naciente, y por los orig­i­nar­ios del Sol Poniente tam­bién- provocó a los pre­sentes sali­vación (como el per­ro de Pavlov) fasci­nación, tur­bación, sobrecogimien­to y embobamien­to (en este orden).
La mejor mixología no podía fal­tar a un even­to como éste,  y ahí esta­ban los bar­tenders de Platea Madrid dán­do­lo todo con sus cócte­les de autor y sus movimien­tos pre­cisos de preparación de sus com­bi­na­dos como si de mod­er­nos alquimis­tas de algu­na sec­ta sec­re­ta se tratasen. Para la cir­cun­stan­cia los rep­re­sen­tantes del país cen­troamer­i­cano, y para demostrar que hay vida más allá de las rancheras de Luis Miguel y de los mari­achis, tra­jeron su tequi­li­ta de Hacien­da Mar­a­va­tio y el oax­aque­ño mez­cal­i­to de cul­to Don Sil­ve­rio.
Jorge de Andrés, chef del restau­rante La Sucur­salVer­ti­cal de la cap­i­tal del Turia, que se crió entre fogones con su madre Loles Sal­vador y de quien heredó su amor al pro­duc­to y la búsque­da de una coci­na de raíz ‑la que revisa los platos tradi­cionales para dar­les una nue­va dimen­sión- nos regaló esa mar­avil­la de pla­to inspi­ra­do en la coci­na pop­u­lar de los pescadores de bar­cas pequeñas, que recogían can­gre­jil­los para hac­er un suquet y le ech­a­ban unos huevos rotos para pos­te­ri­or­mente mojar buen pan. ¡Sub­lime! o mejor dicho ¡de mas­cle­tá fallera!
La Escuela de Hostel­ería Gam­bri­nus Madrid con Pedro Larumbe a la cabeza invitó a pro­bar el tata­ki mari­na­do con bom­bón de foie recu­bier­to de choco­late blan­co con lima yoda­da y grosel­la. Una explosión de sabor en el que cada ele­men­to se sen­tía inde­pen­di­en­te­mente, sin mezclas.
Para ani­mar la fies­ta ahí esta­ban los del Teatro BOdev­il con un extrac­to de su fun­ción DeliZia para repar­tir ale­gría, entreten­imien­to y diver­sión, arran­can­do muchas son­risas en este mari­da­je de espec­tácu­lo y gastronomía.
Pd. Ya que­da menos para la próx­i­ma edición.
Con la colab­o­ración de Rosa Peñuelas
© 2015 José María Toro. Todos los dere­chos reservados.
A %d blogueros les gusta esto: