Pollo frito gourmet, cócteles de autor al estilo moonshine y rock & roll en versión delivery by Piel de Gallina

Estas piezas de pol­lo te pon­drán la piel de gal­li­na de lo deli­ciosas que están. Y así es porque los chicos de Piel de Gal­li­na nos están erizan­do la piel con su ofer­ta deliv­ery. Por fin podremos dester­rar de nues­tra mate­ria gris, esa ima­gen, sabor y aro­ma que muchos ten­emos graba­do a fuego en nues­tra memo­ria de ese pol­lo grasien­to y con un sabor más de antibióti­cos que del ver­dadero pollo. 

piezas de pollo frito, cóctel
Piezas de pol­lo de Piel de Gallina


En este proyec­to de Piel de Gal­li­na los socios son Mar­tin Pimentel y Javi Cadahía de V de Ver­mut (la ver­mutería de bar­rio que le dediqué un escrito hace muy poco) el bar­tender San­ti Ortiz de 33 by San­ti Ortiz y el chef Daniel Viejo-Pra­do, quese pusieron a bus­car la fór­mu­la ide­al para encon­trar ese pol­lo frito que lle­gara a casa cru­jiente y jugoso. Et voilà! El pol­lo Rey de l’Empordà, un tipo de pol­lo campero, cri­a­do en lib­er­tad de la gran­ja aví­co­la Maria de l’Empordà fue el elegi­do. El chef Viejo- Pra­do buscó y encon­tró en la téc­ni­ca core­ana de una ami­ga suya la fór­mu­la exac­ta (doble frit­u­ra y hari­na de cal­i­dad) para con­seguir jugosi­dad en su inte­ri­or y cru­jiente en su capa exte­ri­or. Y que además lle­gase a casa en per­fec­tas condi­ciones de degustación. ¡Vamos, un triple salto mor­tal!

Cin­co sabores a ele­gir entre difer­entes mat­ices de picante que cada uno de ellos hace ref­er­en­cia a una ciu­dad y que da ya pistas:

  • Seúl: soja, miel, azú­car moreno, pol­vo go-chi-jang de chile core­ano picante y ajo. Acom­paña­do de top­pings de jen­gi­bre fres­co, cebol­la tier­na y arroz cru­jiente para equi­li­brar un picante moderado.
  • Tulum: azú­car moreno, zumo de naran­ja, achiote, chipo­tle y ajo con top­pings de piel de naran­ja, cebol­la mora­da encur­ti­da y cilantro para poten­ciar un semi picante ahumado.
  • Ken­tucky: Jack Daniel’s, sal­sa bar­ba­coa casera y pas­ta de maíz con top­pings de maíz tosta­do, cebolli­no y cebol­la fri­ta es más suave.
  • Bangkok: soja, cre­ma de cac­ahuete, pas­ta de cur­ry rojo y hoja de lima kéfir con top­pings de cilantro, cac­ahuetes fritos con miel y piel de lima, para los que les gus­ta el picante.
  • Casablan­ca: cúr­cuma, Ras el hanout, cilantro y té de men­ta con top­pings de sésamo tosta­do y men­ta pic­a­da para los que gus­tan de sabores especiales.

¿Y para beber? 6 cócte­les de autor de San­ti Ortiz al esti­lo moon­shine (el aguar­di­ente de des­ti­lación casera de la época de la Ley Seca). Se sir­ven en jar­ros de con­ser­va como se bebía en esa época y de ahí deben su nom­bre. Cóc­tles que armo­nizan y min­i­mizan los sabores picantes como Kikiri (Bac­ar­di Car­ta blana, Plan­ta­tion Jamaica, Plan­ta­tion Over­proof, cor­dial de melón y pimien­ta de Jamaica), el Chick­en Skyn (Jack Daniel’s, sirope de anís y tomil­lo limonero, agua cítri­ca) o el cóc­tel Mr. B que es todo un hom­e­na­je al DJ Cadahía, por citar tres.

Disponible en cubos de 6 piezas (200 gr) a 8€ y 12 piezas (400 gr) a 16€.

Otras prop­ues­tas de la car­ta son: el cachopol­lo que es todo un guiño al asturi­ano cachopo de dónde es orig­i­nario el chef, y el Po’Boy en for­ma­to bocadil­lo (esca­lope de pol­lo con lechuga, tomate y may­one­sa japone­sa) con recuer­dos a la coci­na Cajún.

Acom­pañamien­tos como el rábano dakon encur­tido en mirin, los aros de cebol­la cru­jientes, coleslaw, la mazor­ca de maíz grati­na­da en el Josper o el mac’n’cheese.

Deliv­ery al What­sApp 681 393050 de martes a miér­coles de 20h a 24h y de jueves a domin­go de 13 a 16h y de 20 a 24h. Tam­bién en las platafor­mas de Glo­vo y Just Eat.

Cuan­do lo pruebes se te pon­drá la piel de gal­li­na (cómo cuan­do rozas a esa per­sona que te hace sen­tir mari­posas) ¡Prometi­do!.

© 2020 José María Toro. All rights reserved

V de Vermut, la vermutería de barrio en el Paral.lel que rinde homenaje al mundo de la farándula

Des­de tiem­po atrás el Paral.lel de Barcelona se ha cono­ci­do como la calle de los teatros, con sus luces lla­ma­ti­vas y sus fes­tivos per­son­ajes que deam­bu­la­ban por ella, en espe­cial a par­tir de la hora noc­tur­na en que todos los gatos son par­dos. De ese pasa­do ale­gre, diver­tido y algo canal­la, todavía hoy se con­ser­van teatros como el Apo­lo, Vic­to­ria, Con­dal, Barts (que además orga­ni­za concier­tos musi­cales) y por supuesto El Moli­no que con sus aspas de col­or rojo giran­do da mucha vida al bar­rio. Los veci­nos bares y restau­rantes des­de esos tiem­pos han servi­do para cal­mar los jugos gástri­cos antes o después de las fun­ciones, y las bar­ras de sus bares para dis­fru­tar de un buen tra­go, a veces acom­paña­do y otras en soli­tario curan­do las cica­tri­ces del corazón en alco­hol, como nos can­taron los chicos de La Quin­ta Estación, a rit­mo de ranchera, en su tema “el sol ya no regre­sa” y que decía “no es que sea el alcohol/ la mejor medicina/ pero ayu­da a olvidar/ cuan­do no ves la salida”. 

Fachada del local V de Vermut
Facha­da V de Vermut 

Y V de Ver­mut aparece como un desea­do oasis en una esquina con su ter­raza ori­en­ta­da a dis­fru­tar del cáli­do cli­ma de la Ciu­dad Con­dal, donde se jun­tan gente de la farán­du­la, del bar­rio, hispters, intere­santes, y otras fau­nas urbanas dis­pues­tas a sabore­ar de un buen cóc­tel acom­paña­da de algu­na de las tapas de este local, y por supuesto de su cuo­ta de sol, muy bus­ca­da en las épocas que el mer­cu­rio está por deba­jo de 15 grados. 

Interior V de Vermut
Inte­ri­or V de Vermut

Su inte­ri­or es todo un guiño a esos locales donde humoris­tas, actri­ces y actores nos regalan momen­tos de feli­ci­dad y nos ale­jan de nue­stros mun­danales prob­le­mas durante sus actua­ciones, aunque a la sal­i­da nos lo volva­mos a encon­trar pero seguro que los ver­e­mos con otros ojos. Como iba dicien­do, su inte­ri­or esconde un esce­nario teatral, y entre bam­bali­nas, telas ater­ciopeladas, cuer­das con sus sacos de are­na para mover los telares, se encuen­tra una bar­ra alta de már­mol donde mus­cu­losos bra­zos agi­tan sin parar coctel­eras para preparar cócte­les a los par­ro­quianos de este lugar y vis­i­tantes curiosos que has­ta aquí se acer­can. Detrás se esconde una minús­cu­la coci­na donde se preparan las tapas para acom­pañar los cócteles.

Los soñadores Ritxi Naval (peri­odista musi­cal) Javi Cadal­ha (DJ) y Mar­tin Pimentel (téc­ni­no de sonido) son los emprende­dores que per­sigu­ieron su sueño has­ta con­seguir­lo. ¡Bra­vo! Se conocieron 5 años atrás y sus vidas se volvieron a jun­tar pro­fe­sion­al­mente cuan­do apare­ció el local disponible que ocu­pan actual­mente y vieron con clar­i­dad que era para ellos.

En V de Ver­mut nos encon­tramos con una selec­ción de tapas que van des­de las más clási­cas de nue­stro reper­to­rio has­ta más elab­o­radas y com­ple­jas, siem­pre a pre­cios muy come­di­dos y democráti­cos entre 4 y 6,5 euros para que mucha gente se lo pue­da per­mi­tir. El pop­u­lar bocadil­lo tam­bién tiene un hue­co aquí con rel­lenos guisados. 

Si la selec­ción de los pro­duc­tores para la parte comestible es bási­co para estos soñadores ¡ojalá hubier­an más como ellos! la car­ta líqui­da de ver­muts y cócte­les no se que­da atrás. Por supuesto, el ver­mut es el leit­mo­tiv de este local, ya que rep­re­sen­ta el momen­to del aper­i­ti­vo, de jun­tarse para tomar algo y echar unas risas. Ver­muts espe­ciales para esos días de fies­ta de guardar y para los que no lo son, tam­bién una bue­na selec­ción de vinos de Jerez, cócte­les clási­cos, revisa­dos y tam­bién impro­visa­dos que es lo que más les gus­ta a este equipo. 

La parte teatral y de espec­tácu­lo tiene un pequeño espa­cio físi­co con la pro­gra­mación de monól­o­gos, músi­ca en vivo y fies­tas temáti­cas para que cada visi­ta a este local sea algo difer­ente y divertido.

Platos proba­dos:

  • Berbere­chos al Bloody Mary y ensal­adil­la rusa 2.0 acom­paña­do del cóc­tel Slo-Mo. 
berberechos, ensaladilla rusa y un cóctel
Berbere­chos y ensal­adil­la rusa
  • “Vocadil­lo” (aquí se cam­bia la B por la V) de herua, shi­itake, romero, berros, may­one­sa y mostaza
Bocadillo de herua
“Vocadil­lo” de heura
  • Cochini­ta pibil con remo­lacha encur­ti­da según rec­eta tradi­cional y acom­paña­do de ver­mut de la casa
cochinita pibil y vermut
Cochini­ta pibil 
  • “Voca­ta” de cala­mares ence­bol­la­dos y may­one­sa de ajo negro. 
Bocata de calamares y un cóctel
“Voca­ta” de calamares
  • Las “vravas” (que a nadie le san­gre los ojos por esta fal­ta de ortografía) y ceviche de pulpo y alme­jas con cóc­tel Bel­la Dori­ta. Trib­u­to a la can­tante y baila­r­i­na de cabaret que recibió el títu­lo de la “reina del Paralelo”
Bravas, ceviche de pulpo y cóctel
“Vravas” y ceviche de pulpo

Más infor­ma­ción sobre horar­ios y ofer­ta gas­tronómi­ca y de cócte­les en el per­fil de V de Ver­mut https://www.instagram.com/vdevermut/?hl=es

© 2020 José María Toro. All rights reserved

A %d blogueros les gusta esto: