V de Vermut, la vermutería de barrio en el Paral.lel que rinde homenaje al mundo de la farándula

Desde tiempo atrás el Paral.lel de Barcelona se ha conocido como la calle de los teatros, con sus luces llamativas y sus festivos personajes que deambulaban por ella, en especial a partir de la hora nocturna en que todos los gatos son pardos. De ese pasado alegre, divertido y algo canalla, todavía hoy se conservan teatros como el Apolo, Victoria, Condal, Barts (que además organiza conciertos musicales) y por supuesto El Molino que con sus aspas de color rojo girando da mucha vida al barrio. Los vecinos bares y restaurantes desde esos tiempos han servido para calmar los jugos gástricos antes o después de las funciones, y las barras de sus bares para disfrutar de un buen trago, a veces acompañado y otras en solitario curando las cicatrices del corazón en alcohol, como nos cantaron los chicos de La Quinta Estación, a ritmo de ranchera, en su tema «el sol ya no regresa» y que decía «no es que sea el alcohol/ la mejor medicina/ pero ayuda a olvidar/ cuando no ves la salida».

Fachada del local V de Vermut
Fachada V de Vermut

Y V de Vermut aparece como un deseado oasis en una esquina con su terraza orientada a disfrutar del cálido clima de la Ciudad Condal, donde se juntan gente de la farándula, del barrio, hispters, interesantes, y otras faunas urbanas dispuestas a saborear de un buen cóctel acompañada de alguna de las tapas de este local, y por supuesto de su cuota de sol, muy buscada en las épocas que el mercurio está por debajo de 15 grados.

Interior V de Vermut
Interior V de Vermut

Su interior es todo un guiño a esos locales donde humoristas, actrices y actores nos regalan momentos de felicidad y nos alejan de nuestros mundanales problemas durante sus actuaciones, aunque a la salida nos lo volvamos a encontrar pero seguro que los veremos con otros ojos. Como iba diciendo, su interior esconde un escenario teatral, y entre bambalinas, telas aterciopeladas, cuerdas con sus sacos de arena para mover los telares, se encuentra una barra alta de mármol donde musculosos brazos agitan sin parar cocteleras para preparar cócteles a los parroquianos de este lugar y visitantes curiosos que hasta aquí se acercan. Detrás se esconde una minúscula cocina donde se preparan las tapas para acompañar los cócteles.

Los soñadores Ritxi Naval (periodista musical) Javi Cadalha (DJ) y Martin Pimentel (técnino de sonido) son los emprendedores que persiguieron su sueño hasta conseguirlo. ¡Bravo! Se conocieron 5 años atrás y sus vidas se volvieron a juntar profesionalmente cuando apareció el local disponible que ocupan actualmente y vieron con claridad que era para ellos.

En V de Vermut nos encontramos con una selección de tapas que van desde las más clásicas de nuestro repertorio hasta más elaboradas y complejas, siempre a precios muy comedidos y democráticos entre 4 y 6,5 euros para que mucha gente se lo pueda permitir. El popular bocadillo también tiene un hueco aquí con rellenos guisados.

Si la selección de los productores para la parte comestible es básico para estos soñadores ¡ojalá hubieran más como ellos! la carta líquida de vermuts y cócteles no se queda atrás. Por supuesto, el vermut es el leitmotiv de este local, ya que representa el momento del aperitivo, de juntarse para tomar algo y echar unas risas. Vermuts especiales para esos días de fiesta de guardar y para los que no lo son, también una buena selección de vinos de Jerez, cócteles clásicos, revisados y también improvisados que es lo que más les gusta a este equipo.

La parte teatral y de espectáculo tiene un pequeño espacio físico con la programación de monólogos, música en vivo y fiestas temáticas para que cada visita a este local sea algo diferente y divertido.

Platos probados:

  • Berberechos al Bloody Mary y ensaladilla rusa 2.0 acompañado del cóctel Slo-Mo.
berberechos, ensaladilla rusa y un cóctel
Berberechos y ensaladilla rusa
  • «Vocadillo» (aquí se cambia la B por la V) de herua, shiitake, romero, berros, mayonesa y mostaza
Bocadillo de herua
«Vocadillo» de heura
  • Cochinita pibil con remolacha encurtida según receta tradicional y acompañado de vermut de la casa
cochinita pibil y vermut
Cochinita pibil
  • «Vocata» de calamares encebollados y mayonesa de ajo negro.
Bocata de calamares y un cóctel
«Vocata» de calamares
  • Las «vravas» (que a nadie le sangre los ojos por esta falta de ortografía) y ceviche de pulpo y almejas con cóctel Bella Dorita. Tributo a la cantante y bailarina de cabaret que recibió el título de la «reina del Paralelo»
Bravas, ceviche de pulpo y cóctel
«Vravas» y ceviche de pulpo

Más información sobre horarios y oferta gastronómica y de cócteles en el perfil de V de Vermut https://www.instagram.com/vdevermut/?hl=es

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Sasha Bar-No hay mañana. La taquería más canalla del Poble Sec y no es un restaurante mexicano

Sasha es el diminutivo de Alexandra, la homenajeada en este restaurante dónde los tacos, nachos y los cócteles son los protagonistas. Leo, responsable del concepto de este local, rinde tributo a esa mujer luchadora que es su madre y que llegó a Barcelona hace muchos años, dejando atrás su ciudad natal en Rusia de impronunciable nombre (para nosotros, claro está) llamado Solnechnogorsk.

Una taquería dónde el leitmotiv es pasar un buen rato, y compartir, cuando el coronavirus lo permita, claro está, para crear esos momentos que merezcan ser memorizados, porque como dice Leo «la vida es demasiado corta para recordar días y nosotros solo recordamos aquellos buenos momentos que nos brinda».

Nachos Arrachera con salsa de queso trufada, carne de vacío de ternera, guacamole brutal y chimichurri

Leo, después de 5 años triunfando en el tradicional barrio canalla de Barcelona por excelencia, el Poble Sec, muy próximo a ese vibrante y bohemio Paral.lel barcelonés, y siguiendo la fuerza inspiradora de su madre, Sasha, ha dado una vuelta de tuerca a su local para, sin ser un restaurante mexicano al uso, resulta que se ha convertido en lugar de peregrinación por sus tacos, nachos y cócteles, de todos los coolturetas, hipsters, muppies y otras tribus urbanas, aunque sin duda, la que levanta pasiones entre los parroquianos, es su plato estrella de nachos con su secreta salsa de queso trufado. Convirtiéndose de esta guisa en el primer local de la Ciudad Condal especializado en nachos (o Ignacios como lo llaman en Bilbao, va por los lectores de la capital vizcaína y no entiende lo de nachos).

Guacamole y Nachos del día

Sus nachos y tacos juegan al despiste con vibrantes combinaciones para romper moldes y desmarcarse de un clásico restaurante mexicano. Todos los nachos son 100% de maíz blanco o azul, elaborados artesanalmente a diario por la Tortillería La Antigua de Méjico y según ordena la receta más ortodoxa.

Nachos El Padrino con salsa de queso trufada, stracciatella de burrata y pesto

Su carta tiene una propuesta de 5 nachos diferentes de base y 2 sugerencias del día, y se suman sus 10 tacos creativos (arrachera, japonés crudo, o machote ibérico entre otros). Las salsas caseras son bastante elocuentes en su nombre: First Date para los que buscan algo suave en su primera cita, No Hi Ha Ous, para los que el picante es una forma de vida, y la No Hay Mañana, para los que llevan incorporado de serie un extintor en su estómago.

Ceviche de corvina salvaje con aguachile verde

Y el final feliz (dulce, mal pensados) lo componen unos helados de emocionantes sabores como el wasabi, romero o limón verde con jengibre confitado o unas delicadas trufas de naranja.

Trufas de naranja

El elenco de bebidas está compuesto por las micheladas de barril o en botella, que se elabora con más de 20 ingredientes según receta secreta de la casa. No intentéis sonsacarles porque yo ya lo he intentado sin éxito. Los cócteles a base de tequila y mezcal que siguen el mismo camino del resto de la carta con nombre divertidos y sugerentes: María la Diabla, La Pantoja (homenaje a la famosa tonadillera) o No Mames Wey. Para los nostálgicos (qué siempre los hay y no cambian de bebida por nada del mundo) siempre les quedará pedir los clásicos como un Margarita, un Paloma o un Tommy’s Margarita. A otros nos quedará París.

Para los habituales y esporádicos de la casa, Leo ha creado vibrantes experiencias para cada día de la semana, como los Miércoles Taco al soprendente precio de 1 euro, para los jueves está destinada la Noche de los Margarita a 2 x 1 para que vengas acompañado a disfrutar de su ambiente, comida y bebida.

Sasha Bar- No Hay Mañana Carrer de Margarit, 18. (Poble Sec) 08004 Barcelona. Teléfono 935 293 488.

Horario: lunes, martes y miércoles de 19 hasta la 1h. Jueves, viernes y sábados de 19 hasta las 2h. Domingos cerrado.

Más información en https://www.instagram.com/sashabar1968/?hl=es

© 2020 José María Toro. All rights reserved

A %d blogueros les gusta esto: