Gastro-rimes al Restaurant Semproniana de Barcelona

Hemos asistido en el restaurant Semproniana de Barcelona a una mezcla de géneros entre cabaret, burlesque, street art y rap, en un espectáculo relacionado con la gastronomía basado en sonidos que todos tenemos en nuestra memoria y poemas que hemos escuchado muchas veces y que sin darnos cuenta forman parte de nuestro cotidiano día a día. Las gastro-rimes no son más que la consecuencia de alguien que concibe la cocina como un elemento creador, un ingrediente enriquecedor del alma. Como dice la protagonista femenina de este espectáculo, Lali Feliu, «Yo no cocino platos, yo los escribo».
Gastro-rimes es una propuesta con música en directo, donde la corta distancia llega a ser como en la vida misma, lo que derrumba muros y nos hace saltar barreras. Cada poema nos transporta a un lugar nuevo, donde nos podemos ver reflejados, si queremos claro.
Son textos frescos, sin artificios, con ese punto filipino que nos gusta, para saborearlos lenta y pausadamente. La música se convierte una vez más en la salsa del plato, en el complemento de la puesta en escena, en aquél ingrediente que sin destacar, armoniza los sabores. El clarinete, el saxo, la flauta melódica y su intérprete, el músico, ocupa un rol a veces secundario y al mismo tiempo protagonista mitad por mitad. No se puede entender este espectáculo sin dos grandes artistas detrás, el gran trabajo de Lali Feliu se complementa con el trabajo de Miquel Ferret, lo cual no deja de confirmar aquello de que lo pequeño es hermoso e importante.
Este teatro cabaret gastronómico es para disfrutarlo en petit comité, en esa versión de pequeño formato e íntimo, en buena compañía, y con el espíritu abierto a todos los sentidos. Sencillamente deliciosas historias y músicas que van directas de la oreja al paladar para disfrutar y salivar.
Domingos de Noviembre 2015 a las 20h. El precio de 12 euros incluye tapa de la chef Ada Parellada y degustación. En el Restaurant Semproniana del Carrer del Rosselló, 148 de Barcelona. Representación en lengua catalana.
© 2015 Ricard Barceló. Todos los derechos reservados.
www.bloghedonista.com

Las Gastro-rimes en el restaurant Semproniana de Barcelona. Fotografía de Ricard Barceló

Hem assistit a una petita barreja de teatre entre cabaret, burlesque, street art i rap, on els sons que tots tenim a la memòria, poemes que hem sentit més d’un cop i que sense conèixer-les, es fan quotidians. Les gastro-rimes no són més que la conseqüència d’algú que ha paït la cuina com un element creador, com un ingredient guaridor de l’ànima. Com diu la protagonista, la Lali Feliu, «Jo no cuino plats, jo els escric».

Gastro-rimes és una proposta amb so original i en directe, on la curta distancia, esdevé com en la vida mateixa, allò que salta marges i trenca murs. Cada poema ens transporta a un indret nou, on ens podem veure reflectits, si volem. Són textos frescos, sense artificis, amb el seu punt d’allò que ens agrada, per assaborir-los lentament i pausadament.

La música es converteix un cop més en la salsa del plat, en el complement de la posada en escena, en aquell ingredient que sense destacar, arrodoneix els sabors. El clarinet, el saxo, la flauta melòdica i el personatge del músic, alhora secundari i al mateix temps protagonista al 50%. No es pot entendre aquest espectacle sense uns grans artistes al darrere, el gran treball de l’actriu Lali Feliu es complementa amb la feina ben feta del músic Miquel Ferret, que no deixa de confirmar allò de què el petit és formós i important.

Aquest teatre cabaret gastronòmic és per gaudir-ho a curta distància, en bona companyia i amb l’esperit obert als sentits. Senzillament delicioses històries i músiques que van directes de l’orella al paladar per gaudir i salivar.

Diumenges de Novembre 2015 a les 20 h. El preu de 12 euros inclou tapa de la xef Ada Parellada i consumició. En el Restaurant Semproniana  del carrer del Rosselló, 148 de Barcelona. Representació en llengua catalana.

© 2015 Ricard Barceló. Tots els drets reservats.

Moritz Art Players en Palo Alto Market

El pasado fin de semana 4 y 5 de julio se presentó en el escenario Moritz Art Players de Palo Alto Market el trabajo de 4 genios creativos – Fernando Trueba, Javier Mariscal, Guillem Albà y Clara Peya– como si se tratase de un festival de final de curso -ese momentazo previo para dar comienzo a las ansiadas vacaciones de verano- y de esta manera dar el cierre al año escolar de Palo Alto Market hasta la próxima edición, que ya será el primer fin de semana de Septiembre, fecha en que los lugareños una vez más volverán a tomar y hacer suya la Ciudad Condal tras su sempiterno retorno de su éxodo vacacional (ahora no están por la labor sino hay cerca una playa donde refrescarse de las altas temperaturas. Una tentadora y fresca cerveza Moritz por sí sola no es suficientemente convincente para retenernos los fines de semana del estío cuando la podemos tomar al lado del mar) y la otra parte no menos importante, que la canícula de calor comience a remitir así como sus efectos colaterales de sofoco y bochorno.

www.bloghedonista.com

Fernando Trueba. Imagen gentileza de Palo Alto Market

Atrás ha quedado un año de expectación ante este nuevo reto de oferta de street food, ocio familiar y de iniciativas culturales que hoy ya se puede decir, está consolidado en Barcelona, porque propios y extraños se han entregado fielmente en cada edición a una nueva experiencia de Palo Alto Market tomando literalmente los camiones de food truck así como todo el espacio abierto al público, creando una legión de seguidores incondicionales. Diferentes tribus urbanas se han mezclado en perfecta armonía creando una torre de Babel, una micro ONU en este rincón del recuperado distrito 22@ de su antiguo uso industrial: viejos-rockeros-que-nunca-mueren, modern@s, postmodern@s, hispters masculinos gafapastas de barba poblada pero bien cuidada y repeinados para atrás acompañados de sus parejas femeninas con sus vestidos característicos de flores y sus también inseparables gafas tamaño XXL. Urbanitas recalcitrantes con alma rural. Familias enteras haciendo apología del neoruralismo y de la ecología a sus churumbeles. Jóvenes extranjeros de Erasmus o no. Estudiantes en perpetuo estancamiento en primero de carrera. Y testas rubias con clara vocación de quedarse en la capital de la Sagrada Familia aportando savia nueva al tejido social barcelonés.

www.bloghedonista.com

Javier Mariscal. Imagen gentileza de Palo Alto Market

Como decía el show contó con los 4 creadores ya citados anteriormente y presentaron en este escenario efímero de la Moritz Art Players a Javier Mariscal que dió rienda suelta a su particular visión de la Historia de los Colores en su espectáculo de imágenes Colors. Mariscal hizo doblete subiendo al escenario con Fernando Trueba en un diálogo-conferencia-retrospectiva de todas las colaboraciones conjuntas entre ambos después de 15 años de fructífero idilio irrompible.

www.bloghedonista.com

Clara Peya. Imagen gentileza de Palo Alto Market

Guillem Albà y Clara Peya presentaron pequeños fragmentos del show Pluja que estrenarán el próximo invierno. Una pianista y un payaso del gesto entremezclaron sus mundos imaginarios con el único propósito de hacernos sonreír.

www.bloghedonista.com

Guillem Albà. Imagen gentileza de Palo Alto Market

El resto de la programación se completó con la actuación por la mañana de Pola Harlow donde esta cantante de origen argentino interpretó boleros, jazz, canción francesa y popular de la década de los años 50 y 60, recreando la época dorada del cabaret berlinés y del cine de autor de su idolatrado David Lynch. La tarde fue el momento de Tonia Richardson, cantante y compositora londinense enamorada del buen rollo barcelonés que ha actuado en escenarios omo Apolo, Jamboree Jazz Club o la de pequeño formato Mutis.

En la oferta gastronómica y a los habituales se sumaron como novedad el food truck de Massala 73 con su cocina india de fusión y su plato estrella Pork Vindaloo, un sugerente rollo de secreto ibérico con salsa de yogur, menta y cilantro. Yango del chef Carles Abellán. La ochentera caravana Kip de Kaixito para ofrecernos sus bocadillos de alta cocina.

Palo Alto Market Carrer Pellaires, 30 Barcelona 08019

Estaremos expectantes que cada cierre de curso nos regalen otra sorpresa creativa.

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: