A vista d’ hotel. Setmana de les Terrasses dels Hotels de Barcelona.

FullSizeRender (14)

Foto tomada desde el Hotel The Serras,

El día 5 de junio es el pistoletazo de salida para la «Semana de las terrazas de los hoteles de Barcelona». Vamos por la 5ª y ya consolidada edición -70.000 participantes en la del año pasado lo corroboran- de estos 10 días que marcan el comienzo oficial y festivo del verano.

Las terrazas de hotel -gratamente recuperadas a este nuevo uso como espacio común de solaz y disfrute para los turistas hospedados y lugareños- han conseguido tener un gran protagonismo en la vida de los habitantes de la Ciudad Condal y se han convertido en una oportunidad para tener una perspectiva diferente de la ciudad. Destacable también la rica y variada gastronomía que se puede disfrutar así como el abanico de bebidas para degustar mientras se hace ese dulce ejercicio de ver pasar la vida en estos oasis urbanos que son un remanso de paz dentro de la gran urbe.

Miradores privilegiados con sus vistas impagables e imperdibles, como la terraza Alaire -que es un secreto a voces- del Hotel Condes de Barcelona, en especial desde el ángulo tan solicitado que permite divisar a la vez el monumento de La Pedrera y la Sagrada Familia. O las del hotel The Serras para perder  la mirada hasta el infinito y relajarse ante el cuadro escénico del puerto con su barcos y sus edificios característicos.

IMG_1158

Copa de vino de Bodegas Torres.

Cada hotel ha organizado sus propias propuestas de lo más diverso para satisfacer los diferentes gustos, que para gustos los colores -Pantone claro- La oferta va desde lo gastronómico – un imprescindible es no perderse la cata de quesos Reixagó con su inigualable Sant Ignasi de pasta blanda-, talleres de coctelería, cocina, catas de vino, maridajes, showcooking, a lo musical con sus interpretaciones en directo, sesiones de dj para nostálgicos de los 80,s,  pasando por alguna MasterClass de zumba por si nos hace falta alguna clase de recuperación en la operación bikini de este año (todavía no está todo perdido).

Los niños también tendrán su espacio con talleres infantiles de magia o pintura. Bodegas Torres, con su elenco de vinos y como patrocinador oficial, estará presente en multitudes de actividades y en la armonización de las propuestas gastronómicas de algunos de los hoteles. Es tiempo de recuperar sus grandes Gran Viña Sol, Viña Esmeralda o Atrium como bebida del verano.

IMG_1164

Patata brava en el Hotel The Serras.

Para más información sobre las diferentes actividades programadas así como las bases del concurso fotográfico -con premio- a través de Instagram con el hashtag #SetmanaTerrasses15 en la web MésQHotels

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados

Presentación de quesos de pagés Reixagó

Reixagó

Reixagó

Montreix de Reixagó

Montreix de Reixagó

Olost de Reixagó

Olost de Reixagó

La sala La Cuina, una estancia con carácter y personalidad de columnas anchas formada por bloques de piedra y bóveda curvada en ladrillo rojo a la vista, situada por debajo del nivel de calle del Hotel DO. Plaça Reial fue el escenario perfecto para la presentación el pasado 14 de Octubre de 2013 de los quesos de pagés Reixagó y de la estrella de la temporada: el queso Olost fumat (ahumado). El primer queso ahumado de Catalunya de larga producción y con la intención de alcanzar una distribución constante por todo el territorio catalán (aunque hay constancia de alguna producción local de queso ahumado ésta no pasa de aquí). Este hotel boutique gastronómico DO. Plaça Reial 5 estrellas Gran Lujo que ocupa un edificio neoclásico de 1856 con vistas a la céntrica y cosmopolita plaza homónima de Barcelona, apoya este tipo de iniciativas como parte de su compromiso con los productores de proximidad y del movimiento del caracol rojo SlowFood

La presentación se realizó por Reixagó, Caseus Afinadors, Abadal, Rimarts y Carpier. Además estuvo respaldada por 3 cocineros de excepción y de reconocido prestigio con  1 estrella Michelin cada uno de ellos en su haber:  Toni Sala de Fonda Sala de Olost (espectacular el menú de la caza y de la trufa, ¡de llorar!) Angel Pascual que había gestionado el Restaurant Lluçanés (actualmente cerrado y que había tenido una estrella Michelin) y ahora regenta Restaurant Punx además de otros proyectos de asesoramiento gastronómico y de catering. Jean Louis Neichel del Neichel Restaurant. Los 3 están vinculados con este proyecto, los dos primeros por ser de la misma comarca que Reixagó y Neichel por ser de los pocos restaurantes en Catalunya  y España que continúa ofreciendo el carro de quesos en los postres y en su mayoría de queserías catalanas.

Reixagó es una explotación ganadera de vacas que elabora artesanalmente sus diferentes piezas controlando todo el proceso: desde la alimentación, el ordeño y la elaboración de los quesos en las misma finca con lo cual garantizan el control de temperaturas y los tiempos para no perder ni un ápice de calidad. Los nombres de los diferentes productos están relacionados con la comarca donde se encuentran ubicados: el Lluçanés. Sus productos están realizados con leche cruda para no perder sabores ni matices.

Abadal y Rimarts

Abadal y Rimarts

La degustación estuvo excelentemente maridada con vinos de la D.O. Plà de Bagés: Abadal (soy de la teoría que los alimentos y bebidas de proximidad siempre permiten el mejor emparejamiento, es como una apuesta segura) Y para finalizar el exquisito cava ahumado Rosae de Rimarts

La comunión perfecta de caseína y de taninos fue preparada por el enólogo de Abadal y de Rimarts:

– Montreix de pasta blanda, cremoso y dulce, con corteza de ceniza.

– Sant Ignasi, también de pasta blanda, cremoso ¡nada que envidiar a los Saint Marcelin ni Saint Felicien franceses!

– vino para casar estos dos quesos: Abadal Picapoll, un blanco fresco, con agradable sensación de fruta y de equilibrada acidez que nos ayuda a limpiar la boca de la generosa untuosidad de los dos quesos anteriores.

– Olost un queso de pasta dura y maduración media, de sabor dulce, afrutado y reminiscencias de mantequilla.

– vino Abadal de uvas cabernet franc y tempranillo. Un tinto con 4 meses de barrica que marida a la perfección con el queso anterior por sus notas lácticas y la acidez que nos refrescará la boca.

– Reixagó de gran formato y más maduración.

– Abadal 3.9 un vino clásico de 12 meses en barrica, de uva cabernet sauvignon y syrah que le aporta notas minerales y florales a violeta y rosa para aliviar la sensación de sequedad que nos deja el queso. Las notas balsámicas de sotobosque con su despeje nasal armoniza con el intenso sabor y ligero picor de este queso en la zona que toca a su corteza.

– Olost con corteza impregnada de pimienta roja.

– vino Abadal rosado de uva cabernet sauvignon y sumoll con aromas dulces, de golosina a fresas, a frambuesa.

– Olost ahumado. El proceso de ahumado se realiza en las instalaciones de Carpier ¡tienen la mano rota para esto! con humo de piña durante 3 horas a una temperatura entre 12 y 14º C La corteza está impregnado de carbón vegetal  que le aporta mineralidad.

– cava Rosae de Rimarts. Se elabora con la fina y frágil Pinot Noir que pasa por barricas muy ahumadas. Después de esos  22 meses de impregnación de todos los aromas de la madera recomiendan decantar y servir en copas borgoñesas. Me pongo en pie solo de recordar ese embriagador y sutil perfume de rosas y fresas ahumadas. ¡Un fin de fiesta in crescendo, excelso, fetén, épico, de fuegos artificiales!

A %d blogueros les gusta esto: