Cata de vinos de la D.O. Conca de Barberà en el Hotel Mercer

En el interior del emblemático espacio, de lo que otrora fue la torre de defensa número 28 de la muralla construida por los romanos con gruesas paredes de piedra, y que podrían hablar de historias que ya son historia, decorado con frescos originales medievales milagrosamente recuperados para su contemplación, perteneciente como una dependencia más del histórico Hotel Mercer, se celebró la cata de vinos de la D.O. Conca de Barberà, el pasado 17 de Septiembre,  dentro de la 4ª Edición de «Hotels amb DO» (Hoteles con D.O.) la semana de los vinos catalanes en los hoteles de Barcelona ( del 14 al 20 de Septiembre de 2015)

El cultivo de la vid en esta Denominación de Origen se remonta al siglo I a.C, aunque es con el establecimiento de los monjes cistercienses en lo que hoy es conocido como Real Monasterio de Santa María de Poblet, cuando se impulsa su plantación más extensiva, obviamente para su uso en la Santa Misa. Toda la cata giró alrededor de la uva autóctona de la zona denominada trepat, caracterizada por dar un tipo de vino de graduación alcohólica baja, de alrededor de 12 grados, predominando la pimienta y aromas vegetales en nariz, y en boca acostumbra a ser fresco y ligero. Toda la zona cultivable se encuentra situada en una depresión, rodeada de montañas, y de ahí le viene el nombre de cuenca. De suelos calcáreos, con un microclima mediterráneo pero con influencia continental que le provoca marcadas diferencias térmicas entre el día y la noche que le otorga su peculiar carácter. Este tipo de planta es muy resistente a las heladas, en especial a las primaverales cuando está naciendo la flor.

Vinos degustados:

FullSizeRender (34)

Cabanal 2014 de la Cooperativa Agrícola de Barberà. De color cereza, opaco, con ribetes violáceos cardenalicios. Aromas en nariz de pimienta, grosellas y frambuesas. En boca es muy ligero con buena acidez y poca estructura.

Domenio trepat del Celler dels Domenys. Dominan aromas ahumados, tostados, torrefactos y también a pimientos verdes. En boca una ligera sensación dulce, sedosa.

Josep Foraster trepat 2013. Aromas balsámicos, de sotobosque, de pimienta negra y de vegetales. En boca es ligero, dentro de los femeninos.

Rendé Masdeu. En nariz dominan los aromas de frutas del bosque y balsámicos. En boca una sensación de dulce y ácido muy compensada.

CUP 3. Contiene un 20% de garnacha. Aromas a moras y fruta seca como los albaricoques, también balsámicos y notas de pimienta. En boca la garnacha le da ese punto grasoso.

Carles Andreu trepat. En nariz se aprecia la pimienta negra, las especias, también balsámicos y de grafito (ese caracterítico aroma de cuando afilamos un lápiz). En boca es pronunciadamente ácido.

Una cata degustación que nos dejó un buen sabor de boca a todos los asistentes.

FullSizeRender (35)

A vista d’ hotel. Setmana de les Terrasses dels Hotels de Barcelona.

FullSizeRender (14)

Foto tomada desde el Hotel The Serras,

El día 5 de junio es el pistoletazo de salida para la «Semana de las terrazas de los hoteles de Barcelona». Vamos por la 5ª y ya consolidada edición -70.000 participantes en la del año pasado lo corroboran- de estos 10 días que marcan el comienzo oficial y festivo del verano.

Las terrazas de hotel -gratamente recuperadas a este nuevo uso como espacio común de solaz y disfrute para los turistas hospedados y lugareños- han conseguido tener un gran protagonismo en la vida de los habitantes de la Ciudad Condal y se han convertido en una oportunidad para tener una perspectiva diferente de la ciudad. Destacable también la rica y variada gastronomía que se puede disfrutar así como el abanico de bebidas para degustar mientras se hace ese dulce ejercicio de ver pasar la vida en estos oasis urbanos que son un remanso de paz dentro de la gran urbe.

Miradores privilegiados con sus vistas impagables e imperdibles, como la terraza Alaire -que es un secreto a voces- del Hotel Condes de Barcelona, en especial desde el ángulo tan solicitado que permite divisar a la vez el monumento de La Pedrera y la Sagrada Familia. O las del hotel The Serras para perder  la mirada hasta el infinito y relajarse ante el cuadro escénico del puerto con su barcos y sus edificios característicos.

IMG_1158

Copa de vino de Bodegas Torres.

Cada hotel ha organizado sus propias propuestas de lo más diverso para satisfacer los diferentes gustos, que para gustos los colores -Pantone claro- La oferta va desde lo gastronómico – un imprescindible es no perderse la cata de quesos Reixagó con su inigualable Sant Ignasi de pasta blanda-, talleres de coctelería, cocina, catas de vino, maridajes, showcooking, a lo musical con sus interpretaciones en directo, sesiones de dj para nostálgicos de los 80,s,  pasando por alguna MasterClass de zumba por si nos hace falta alguna clase de recuperación en la operación bikini de este año (todavía no está todo perdido).

Los niños también tendrán su espacio con talleres infantiles de magia o pintura. Bodegas Torres, con su elenco de vinos y como patrocinador oficial, estará presente en multitudes de actividades y en la armonización de las propuestas gastronómicas de algunos de los hoteles. Es tiempo de recuperar sus grandes Gran Viña Sol, Viña Esmeralda o Atrium como bebida del verano.

IMG_1164

Patata brava en el Hotel The Serras.

Para más información sobre las diferentes actividades programadas así como las bases del concurso fotográfico -con premio- a través de Instagram con el hashtag #SetmanaTerrasses15 en la web MésQHotels

© 2015 José María Toro. Todos los derechos reservados

A %d blogueros les gusta esto: