Ruta de buñuelos de Cuaresma por Barcelona (2014). Sexta parada: Pastisseria Pallarés

Una deliciosa fragancia de azahar impregna de primavera y de Semana Santa las calles sevillanas. La estación del renacer a la vida ha estallado en todo su esplendor un año más. Los capillitas se preparan para salir enchaquetados y acompañar el paso de su cofradía. Mantillas y peinetas que embellecerán al cortejo femenino hace semanas que están en perfecto estado de revista. Los costaleros están preparándose para llevar la imagen religiosa de su devoción. Los capataces también ensayan esa invitación, que en el silencio de la madrugá y al tercer golpe seco sobre el llamador, el paso se levantará del suelo, pondrá los pelos de punta y emocionará a los allí presentes. Los músicos siguen practicando la música sacra que interpretarán estos días. Las devotas ya ultiman de acicalar a sus Santos. El próximo domingo de Ramos, la sevillana Hermandad de El Amor será la primera en salir en procesión con el paso de La Borriquita que representa la entrada de Jesús en Jerusalén. Se respira emoción y sentimiento por la Semana más grande y esperada de todo el año.

“¡Oh, la saeta, el cantar

al Cristo de los gitanos,

siempre con sangre en las manos,

siempre por desenclavar!

¡Cantar del pueblo andaluz,

que todas las primaveras

anda pidiendo escaleras

para subir a la cruz!

¡Cantar de la tierra mía, 

que echa flores,

al Jesús de la agonía,

y es la fe de mis mayores!

¡Oh, no eres tú mi cantar!

¡No puedo cantar, ni quiero

a ese Jesús del madero,

sino al que anduvo en el mar!.

La Saeta. Antonio Machado

 

Esta semana la compra ha sido en la Pastiseria Pallarés del Carrer Comte d’ Urgell, 169 de Barcelona. Buñuelos esponjosos de L’Empordà con su sabor característico de matalahúva. También rellenos de suave crema, gustosa nata y vibrante chocolate.

 

¡Feliz Pascua!

la foto 2 (2)

Ruta de buñuelos de Cuaresma por Barcelona (2014). Quinta parada: Bubó

La Semana Santa ya está a la vuelta de la esquina y mientras la comunidad cristiana ya se está preparando para expresar sus muestras de religiosidad bien participando activamente en los oficios propios de esta época  o bien estudiando como formar parte de los cortejos procesionales, otros están ultimando sus preparativos para romper con la rutina con algún viaje más o menos corto.

Los pasteleros también están dando nuevas formas a sus creaciones en chocolate bien con los huevos de Pascua o las monas para regalar a los ahijados el Lunes de Pascua. Creaciones esculturales para endulzar estos días festivos saldrán de las primorosas manos de estos artesanos del dulce.

Mientras y como cada viernes sigo mi particular viaje goloso por las diferentes pastelerías de Barcelona en busca de los buñuelos característicos de la Cuaresma. Este viernes tocó la degustación de los buñuelos de l’Empordà elaborados por la pastelería Bubó: esponjosos y suaves, perfumados por un acertado licor de anís que les otorga personalidad propia.

la foto (113)

 

Vino para maridar: Etim Tradition Verema Tardana 2011 Negre dolç. Un vino con aromas balsámicas y a fruta de primavera como la cereza.

 

Ruta de buñuelos de Cuaresma por Barcelona (2014). Tercera parada: Pastisseria Lerma

IMG_20140321_181421-1-1

Tercera parada de este particular peregrinaje por las pastelerías de Barcelona. Es un placer salir de trabajar los viernes de Cuaresma y comenzar a salivar (como el perro de Pavlov) mientras dirijo mis impacientes pasos como abducido hacia una nueva experiencia dulce, a una nueva revelación.

Este tercer alto ha sido en la Pastissería Lerma de la Calle París, 150 de Barcelona. Las especialidades de buñuelos son 3: el relleno de deliciosa crema, el de sabrosa nata y el esponjoso de l’Empordà con su sabor inconfundible de matalahúva y ligeramente perfumado de licor. Las 3 variedades son de fiesta, de tirar cohetes, de traca final fallera.

BSO de este post: Torn un tema de 1997 interpretado por una jovencísima Natalie Imbruglia.

Ruta de buñuelos de Cuaresma por Barcelona (2014). Segunda parada: Oriol Balaguer

Después de la teórica dieta austera y abstinente de comer carne hoy viernes de Cuaresma, es de agradecer alegrar nuestra merienda de media tarde con un dulce placer gastronómico como son los buñuelos propios de este tiempo litúrgico cristiano. En este goloso peregrinaje por las diferentes pastelerías de Barcelona busco las interpretaciones particulares que  aporta cada pastelero. También es interesante apreciar los matices después de un año como es el caso de Oriol Balaguer que repito visita y post en este cuaderno de bitácora virtual.

De las especialidades degustadas el primero ha sido el de viento: esponjoso, ligero y liviano de un sabor delicado y sutil.

IMG_20140314_163304 (1)

La segunda degustación le ha tocado el turno a los brunyols (buñuelos) de l’Empordà con su peculiar aroma y sabor anisado de la matalahúva.

IMG_20140314_163939

Ambos los he maridado con el licor Tizona del Cid de elaboración monacal por los Padres Cistercienses del Real Monasterio de San Pedro de Cardoña (Burgos). Se prepara con más de 30 hierbas aromáticas y semillas exóticas que se maceran durante 15 días en barricas de madera, todo ello sabiamente mezclado según una fórmula secreta guardada celosamente en el más estricto silencio de esta Orden Religiosa como si de un voto penitencial se tratase.

BSO de este post: el tema Counting Stars de la banda estadounidense de Colorado One Republic.

A %d blogueros les gusta esto: