La cúrcuma y sus numerosas propiedades y beneficios para la salud, se cuela en nuestra alimentación a través de 70 sabrosas recetas de la mano de Lunwerg y Editorial Planeta

Fern Green, escritora londinense, experimentada cocinera, food stylist y propietaria de un hotel boutique en Leni, en la isla italiana de Mesina, nos presenta ahora su más reciente publicación: ‘Cúrcuma mágica’, publicada por Lunwerg Editores de Editorial Planeta, el pasado mes de enero de 2019.

Entre la larga lista de obras de la autora, se encuentran numerosas publicaciones relacionadas con la alimentación saludable. Y es que ya nadie quiere hacer dietas, si no lo que se busca, es cambiar de modo radical esa costumbre ancestral de comer hasta reventar (y si era de comida muy grasa -y no por ello menos deliciosa- mejor). Lo que buscamos ahora es no sólo tener un aspecto físico acorde a los cánones de belleza actuales, si no que lo que verdaderamente nos preocupa es estar sanos, llevar una vida healthy. Bellos y sanos, digamos. Nos persigue la tan indeseada hora de pasar a mejor vida, y queremos no solo alargar lo más posible este momento, si no también contar con una mayor calidad de vida durante los años que permanezcamos en el más acá.

225b1f11-6c8d-4a60-a5b1-b8346072ea8b

 

Y por si alimentarnos con comida saludable fuera poco, lo que Fern Green nos enseña en este libro es cómo una especia, llamada cúrcuma (que es en realidad el tallo seco y molido del jengibre) puede ser empleada como poderosa arma terapéutica gracias a sus numerosas propiedades. Es decir, que no sólo puede y debe ser incluida en nuestra dieta diaria como parte de un estilo de vida sano, si no que puede ser sustitutivo de suplementos y otros remedios terapéuticos normalmente adquiridos en farmacia y con prescripción médica.

Desde tiempos pretéritos la cúrcuma se utiliza para casi todo, desde remedio para curar enfermedades, fortaleciendo y calentando el cuerpo en caso de resfriados o fiebres, como la mejor solución para problemas más complejos como la depresión y la ansiedad. También en caso de intoxicaciones alimentarias e infecciones, debido a sus propiedades antibacterianas naturales, pasando por el teñido de ropa o la inclusión en los perfumes más sofisticados.

Sin embargo, quizás su más destacada propiedad sea la de agente antiinflamatorio, debido a que los ensayos realizados al respecto demuestran que puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, en personas con osteoporosis y artritis reumatoide.

Lejos de ser un pseudo manual de medicina, la autora rápidamente pasa a presentarnos los tres grandes bloques en los cuales se reparten sus recetas: (i) smoothies, (ii) leches, infusiones y tónicos, y (iii) sopas, a lo largo de las cuales también aprendemos cuatro trucos imprescindibles para lograr que la cúrcuma sea absorbida por nuestro cuerpo lo máximo posible y beneficiarnos así de todo su potencial.

Entre los batidos (smoothies siguiendo la terminología anglosajona que tan de moda está, y que, por qué no decirlo, a un buen hedonista siempre le encanta), nos los encontramos tanto con base de diferentes leches (almendra, coco, soja o avena), yogur, o simplemente agua, y en cuanto a sus ingredientes principales estos pueden variar bastante y estar pasados en la pera, el plátano, el mango, la zanahoria, el maracuyá, la manzana o el café.

Las leches, infusiones y tónicos, combinan aún más ingredientes y diferentes especias, como la cayena, el azafrán o incluso el té matcha, y sus muchas virtudes antiinflamatorias pueden alcanzarse también en recetas más ligeras, gracias a los tónicos que nos propone y que pueden infusionarse en agua y conseguir poderes alcalanizantes, depurativos, revitalizantes, vitaminantes, y también controlar la diabetes reducir el colesterol, estimular el sistema inmunitario e incluso combatir el alzhéimer mejorando la circulación de oxígeno en el cerebro.

En la parte final del libro, la autora hace una selección de sus sopas (y también purés) favoritos, elaboradas con hortalizas frescas y cereales integrales que pueden ayudar a alejar resfriados y catarros, utilizando bien cúrcuma fresca o cúrcuma molida, dando así el último empujón, si es que lo necesitábamos, para decidirnos sin dudar a incluir la cúrcuma en nuestra dieta habitual. Y es que lo cierto es que funcione o no verdaderamente como agente antiinflamatorio, la cúrcuma aporta un sabor exótico que está buenísimo y que enriquece, da cuerpo y aporta mucho sabor a casi cualquier receta tradicional.

A la venta en la web de la editorial Planeta de Libros y también en librerías como Fnac, La casa del libro, entre otras.

© 2019 Raquel Carrio. All rights reserved.

Experto en vinos en 24 horas de la mano de Jancis Robinson y de Planeta Gastro

Tras la lectura voraz y casi ininterrumpida de esta obra de la editora del Oxford Companion of Wine y columnista semanal en el Financial Times (no sé cuál de estos dos de sus cargos envidio -sanamente- más), Jancis Robinson, me quedo con la sensación de haber asistido una clase intensiva de máster, a una clase magistral, ya que es un libro de facilísima lectura que se puede devorar en unas horas o bien degustarlo en unas pocas más.

El libro consta de algo más de 150 páginas distribuidas en 6 sencillos bloques: una introducción básica, cómo elegir y cómo catar, cómo seleccionar según la comida o la ocasión y cuánto gastar, qué instrumental existe y cómo tratar el vino, qué variedades de uva hay y finalmente cuáles son las regiones vinícolas existentes a nivel mundial. A modo de resumen y para consolidar el conocimiento adquirido se incluye al final  de la obra un glosario de términos con sus definiciones.

Algunas de las curiosidades que se aprenden a lo largo de esta lectura, y que si no sabíamos, quedarán vagando durante un tiempo en nuestro pensamiento son, por ejemplo, que si no fuera por la piel de la uva todos los vinos serían blancos. O que ingerir alcachofas es incompatible (en cuanto a maridaje se refiere) con un buen vino. O que el tamaño perfecto de una botella de vino es la de 1,5 litros conocida como magnum, y hay un buen motivo para ello (tiene que ver con la oxigenación del vino, pero ¡no lo desvelaremos!). O cómo saber si somos “supercatadores” por nuestro número de papilas gustativas – tenemos un 25% de posibilidades de serlo – y la importancia del olfato. O también que hay vinos, como el Oporto, que tienen margen de mejora hasta los 40 años. O incluso, cómo utilizar nuestro calor corporal para calentar el vino en caso de emergencia.

Además de estas muchísimas curiosidades aprenderemos consejos prácticos, como por ejemplo, que el precio que deberíamos pagar por una botella no debería ser inferior a 12 euros ni superior a 40, o que para el almacenaje la luz y el olor son malos y la humedad es buena, o que deberíamos utilizar las tiendas personalizadas de barrio y las redes sociales para dejarnos ser perfecta y personalizadamente aconsejados.

Experto en vinos en 24 horas de Jancis Robinson. Planeta Gastro

Experto en vino en 24 horas de Jancis Robinson

 

En cuanto a la procedencia del vino, nos daremos cuenta de la suerte que tenemos de haber nacido aquí en España, con nuestra DOCa Rioja, pero aún así,  nos quedará claro que el mejor vino es el francés, con Francia siendo la cuna del vino y gran productora junto con Italia. En España tenemos mucha superficie con las vides creciendo a sus anchas, y EEUU es el primer mercado consumidor. La autora, además, distingue entre “viejo mundo” y “nuevo mundo” y hace que reflexionemos, nos paremos a pensar, y nos demos cuenta de que ha habido una expansión hacia nuevos países productores en los últimos 40 años que se han constituido como un copiar y pegar de lo mejor de cada región y variedad, desde Europa hacia América y Oceanía.

Por lo que respecta a las variedades de uva, según la admirada autora, bastaría con conocer unos 10 tipos -de los 1300 que hay- y un adjetivo para cada variedad, ya que de esta manera podriamos manejarnos y comprender muchísimas cosas: Cabernet Sauvignon, Merlot, Chardonnay, Pinot Noir son variedades apreciadas y precisamente las que se han ido replantando en el nuevo mundo, pero cada país tiene sus peculiaridades, por ejemplo, en España tenemos nuestro tempranillo, Portugal consume sus rarísimas variedades y en Georgia fermentan sus variedades específicas enterradas en unas ollas de barro.

Muy útil es la visión que nos transmite la autora casi al final del libro, sobre presente y futuro, y es que las diferencias entre productores a nivel mundial se han reducido y los productores de nuevo mundo han perfeccionado los procesos con su tecnología y limpieza. Las nuevas generaciones han afinado sus gustos y algunos productores trabajan para que el vino no exceda de 12 o 13 grados, reduciendo el sabor de madera con la sustitución de barriles por tanques de hormigón o acero y eliminando el tapón de corcho por el riesgo de corromper el vino. Lo que se hará común entre todos los productores es intentar transmitir la expresión de un lugar, del terroir o terruño, con una mínima intervención en bodega, lo que hará que algunos tengan que reciclarse.

Con un estilo motivacional, la autora Jancis Robinson anima a los no iniciados a aprovechar esa ventaja de no tener ideas preconcebidas, a utilizar su propio lenguaje para describir lo que sienten en sus catas y les da pautas para encontrar la máxima relación calidad-precio en sus adquisiciones. Para los expertos, aporta algunas opiniones personales e información actualizadísima sobre las variedades de uva y su localización mundial. Pero este es un libro, en mi opinión, sobre todo para aquellos que simplemente hemos sido tocados por el vino, en algún sentido, por alguna de sus facetas, y lo querríamos saber todo de él, y por miedo al ridículo no nos atrevíamos a preguntar. Al acabar la lectura nos sentimos poseedores de un mayor conocimiento y también y por qué no, con anécdotas que contar a nuestros amigos durante las comidas, sintiéndonos verdaderos expertos con una buena base para serlo y con una visión amplia que hará que degustemos esos sorbos con toda su plenitud. En definitiva, este es un libro para todos, que deja con la sensación de haber acudido a una cata magistral con expertos y con esa ilusión contagiada. Dan ganas de releerlo y esta vez con la copa Richard Brendon – de la que la autora se deshace en elogios – en nuestras manos.

«Experto en vinos en 24 horas», de la Editorial Planeta Gastro, a la venta en el Corte Inglés, Fnac, La Casa del Libro, y demás librerías.

© 2019 Raquel Carrio. All rights reserved. 

A %d blogueros les gusta esto: