Lloret de Mar recupera su pasado histórico gastronómico bajo el título de la «Cuina dels americanos» con el soporte de la Fundació Alícia

La gastronomía es cultura, y Lloret de Mar, consciente de ese valor diferencial,  quiere recuperar ese legado histórico culinario que dejaron los americanos, como aquí se llamaban a los indianos que fueron a probar suerte a las Américas. Durante el fin de semana del 14 al 16 de junio de 2019 se celebrará en esta población catalana costera la IX Fira dels Americanos (Feria de los Americanos) donde se recrea y se homenajea a estos vecinos de Lloret que lo dejaron todo y que volvieron a su tierra natal muchos de ellos con un gran patrimonio debido a su acertado manejo en los negocios de ultramar. Al regresar se construyeron mansiones señoriales de estilo neoclásico, modernista o de estilo indefinido y que hoy forma parte del patrimonio cultural de interés turístico de esta población.

Presentación de la "Cuina dels Americanos"

Presentación de la «Cuina dels Americanos»

 

El año pasado Lloret de Mar comenzó una revolución en su turismo de playa y sol ofreciendo una cocina de la salud en su estrategia de posicionamiento en el turismo de calidad con una identidad gastronómica propia. Desde entonces hasta ahora, Lloret Turisme, la Associació de Bars i Restaurants de Lloret y el Gremi d’Hostaleria de Lloret, han trabajado codo con codo con la Fundació Alícia,  para recuperar la cocina de los americanos, y que forma parte de una época de la historia de Lloret. Esta cuina (cocina) de los americanos se ha organizado en un recetario de veintiún platos que los lugareños y visitantes podrán saborear en un total de veintiséis restaurantes y hoteles del municipio durante el fin de semana del 14 al 16 de junio de 2019.

Remontándonos en la historia de Lloret, hubo una época en la que tuvo astilleros donde se construían barcos que viajaban hasta América. Y era en esas naves que zarpaban hacia América, que representaba un mundo nuevo de oportunidades, donde jóvenes con ganas de aventura, nada que perder y mucho por ganar se enrolaron como marineros o cocineros para pagarse el pasaje, en busca de un porvenir aportando sus ideas de una vieja Europa en una joven América. La Fundació Alícia ha estudiado las influencias compartidas y las formas de comer tanto catalanas como de los países de acogidas entre las postrimerías del siglo XVIII, durante todo el siglo XIX y los albores del XX. De ese movimiento de personas de un lado al otro se ha concluido que los Americanos (indianos en otras poblaciones) solo fueron mensajeros de un patrimonio gastronómico de un continente al otro, con mercaderías que viajaban para allí y otras que venían. Gracias a ello tenemos el chocolate, la patata, el pimiento o el imprescindible tomate. Y del viaje de ida ha quedado para la posteridad el daiquiri del coctelero Constantino Ribalaigua «El Constante» en su famoso local de La Habana, el Floridita.

Sardinas marinadas con licuado de piña

Sardinas marinadas con licuado de piña. Acompañado de una crema de ron «cremat»

 

El recetario de la Cuina del Americanos está escrito a partir del relato de personajes de Lloret y se divide en 5 grandes apartados con las consiguientes recetas, y que se podrán degustar en los restaurantes asociados a la campaña turística:

  • La cocina del barco: crema de ron cremat,  pollo con salsa a la catalana, tasajo a la americana, peixopalo a la olla, suquet de sardinas de casco.
  • La cocina del chocolate: calamares rellenos, estofado a la española, langosta con salsa, pulpitos con chocolate.
  • La cocina vegetariana: berenjenas con salsa, fideos con salsa, guisado con samfaina, ajiaco vegetariano.
  • La cocina catalana en América: patatas a la española, pescado a la catalana, pescado habanero asado, pollo a la habanera.
  • La cocina americana en Catalunya: navajas indianas, plátano con vainilla y cacao, sardinas marinadas con licuado de piña, alitas de pavo con salsa de cacahuete.

Para complementar la visita a la Fira dels Americanos así como a sus actividades se puede programar con antelación la ruta de los indianos en Lloret de Mar: Can Garriga (Museu Marítim), Passeig Jacint Verdaguer, Ajuntament, Església de Sant Romà, Rectoria, Capella del Santísim Sagrament, Can Font, Cementiri Modernista. Para reservas de visitas concertadas guiadas entrar en la web de Lloret de Mar

Más información sobre actividades durante el fin de semana así como de los restaurantes asociados a la campaña de la «cuina dels americanos» en la web de Lloret de Mar

La Fundació Alícia  es un centro de investigación dedicado a la innovación tecnológica en cocina, a la mejora de los hábitos alimentarios y a la valoración del patrimonio gastronómico. Su nombre se debe a la unión de las palabras «Ali-mentación» y «cien-cia«.

© 2019 José María Toro. All rights reserved

Experiencias enogastronómicas en Catalunya para foodies. La comarca de la Selva.

Gracias al inconformismo de una juventud que no se rige por el statu quo de las normas establecidas y que se resiste a abandonar su lugar de origen, se ha protegido un paisaje libre de torres metálicas de más de 60 metros para transportar alta tensión y que hubiera dibujado un escenario poco bucólico y sí muy eléctrico. Anticipados a su tiempo se opusieron frontalmente a esas feas estructuras de 60 metros y a ese zumbido pertubador de la música natural de la fauna del lugar, de pájaros y otras especies animales que con sus sonidos son la mejor BSO de cada paisaje. Se trata de la comarca catalana de la Selva.

Masía de Can Moragues

Masía de Can Moragues

 

Esta concienciación provocó en esta zona un movimiento de recuperación de una agricultura y una ganadería casi perdida, la de nuestros abuelos, con cultivos ecológicos y biodinámicos: cuerno de vaca, seguir el ritmo de la luna, mínima o nula intervención química, etc. Ese miedo y desconfianza al otro que durante tanto tiempo nos ha bloqueado y paralizado (preferíamos lo de fuera antes que de nuestro vecino de la puerta de al lado) ha ido desapareciendo gracias a ese mensaje tan explícito como contestario a la vez: «Piensa global, actúa local» y de esta manera ha crecido una gran demanda del medio rural. El siguiente compromiso ha venido de los cocineros que han rescatado recetas tradicionales y productos muy locales que tienen todo el sabor y personalidad del territorio y evitando su erradicación. Los bodegueros han aportado también su granito con la salvación de uvas ancestrales casi olvidadas, que solamente conocían los más viejos del lugar y a veces ni eso. Los consumidores finales, agentes sociales activos de esta cadena económica, estamos en ello y la comunicación es vital para darlo a conocer, para saber qué se está haciendo a escasos kilómetros de donde vivimos o para tenerlo en cuenta en la próxima escapada de un fin de semana largo o de unas vacaciones para indagar más en ese territorio que ofrece un amplio abanico de posibilidades culturales, gastronómicas, enológicas y de ocio. Todo un mundo por descubrir y que nos enriquecerá. Tanto y tan cerca.

Mermeladas y conservas de Can Moragues

Mermeladas y conservas de Can Moragues

 

Can Moragues es el resultado de ese incoformismo-concienciación, y donde otrora había una desangelada masía con los días contados para caerse por su estado ruinoso, hoy se encuentra una preciosa masía que comienza a parecer y a conseguir el esplendor de lo que un día fue. Gracias a la Fundació Emys que trabaja por la conservación de la naturaleza, especialmente de las zonas húmedas y de la tortuga de lago, y la unión con la Fundació Astres que vela por promover una agricultura de alto valor y de proximidad ofreciendo oportunidades a colectivos vulnerables se pudo salvar esta masía que es parte de nuestra patrimonio histórico. El primer objetivo que vió la luz fueron las «Mermeladas y Conservas de Can Moragues«, posteriormente se creó la tienda ecológica con degustación «El Rebost de Can Moragues«. Actualmente ofrece multitud de actividades, algunas gratuitas y otras con una simbólica aportación, sobre temas variados pero siempre vinculados a la naturaleza y a la sostenibilidad, como «el agua y los sistemas de riego», «curso de jabones naturales», «reconocimiento y preparados con plantas medicinales y comestibles silvestres», «aquí no se tira nada» o sobre «la ratafía» el licor macerado en aguardiente a partir de nueces tiernas (fruto imprescindible en la ratafía catalana), hierbas, frutas, especias y así hasta un centenar de elementos para convertirlo en un espirituoso con un amplio abanico de sensaciones. La Soberana Cooperativa es la encargada de las catas de ratafías que recupera este licor considerado hasta hace poco despectivamente «de abuelos de pueblo», por su rusticidad, a ser de rabiosa actualidad para su introducción en los cócteles más novedosos.

Vistas desde la Masía de Can Moragues

Vistas desde la Masía de Can Moragues

 

Verduras y frutas ecológicas en Can Moragues

Verduras y frutas ecológicas en Can Moragues

 

Cata de ratafía

Cata de ratafía

 

Sergi de Meià, premio nacional al cocinero más joven del año 2009 por la Acadèmia Catalana de Gastronomía, presidente de la Fundació Institut Català de la Cuina y miembro del movimiento internacional Slow Food que fundó años atrás el italiano Carlo Petrini, se ha convertido en un referente de la cocina ecológica, de proximidad y estudioso de recetas tradicionales y que comenzará en breve una nueva propuesta de «cenas de desconexión», es decir sin luz y sin móvil (en plan amish) para conectar con nosotros mismos, con los que nos rodean y especialmente con los alimentos. Meià fue el cuiner encargado de la preparación de la comida en la histórica masía de Can Moragues preparando como entrante una apetitosa coca de «recapta« (torta salada que se elabora con láminas de verduras y trozos de butifarra o arenque). Un perfecto arroz de Pals con verduras y angula ahumada cocinada sobre fuego de leña con la complicación que ello supone. A continuación un sabroso guiso de ternera y pollo de pagés, y para finalizar unos buñuelos de garbanzos y crema de fresas para refrescar y limpiar con su natural acidez y aprovechando que estamos en temporada.

Coca de "recapte"

Coca de «recapte»

 

Arroz de Pals con verduras y angula ahumada

Arroz de Pals con verduras y angula ahumada

 

Can Moragues participó en la 4ª edición, celebrada del fin de semana del 1 y 2 de junio de 2019, de Benvinguts a Pagès (Bienvenidos a Payés) el evento anual coorganizado por la Generalitat de Catalunya y la Fundació Alícia, y que consiste en dos días, en el cual las explotaciones agrícolas y ganaderas de Catalunya abren sus puertas para que la gente ponga cara a ese proveedor y entienda como realiza sus procesos, en definitiva entender la complejidad de cada producción y ponerlo en valor.

Más información en la web de Benvinguts a pagès (en catalán, castellano, inglés y francés) dónde encontrar por comarcas las explotaciones a visitar, así como dónde dormir y comer. Una gran iniciativa para dar a conocer el producto y el productor así como el paisaje y el territorio.

Más información de planes y experiencias en la web de Experience Catalunya  (en catalán, castellano, francés, inglés y alemán)

Can Moragues Carretera de Santa Coloma, km. 21,1 Riudarenes (Girona) Teléfono 972 164 957. Más información de toda la oferta de actividades de Can Moragues  (en catalán, castellano e inglés), así como de la Fundació Emys (en catalán, castellano e inglés).

© 2019 José María Toro. All rights reserved

A %d blogueros les gusta esto: