MINI de Alhambra Reserva 1925. La icónica cerveza en formato reducido

Cervezas Alham­bra lan­za al mer­ca­do su icóni­ca cerveza en ver­sión reduci­da, la Mini Alham­bra Reser­va 1925. Todo el sabor para esos momen­tos de prisa, de poco tiem­po, para que puedas dis­fru­tar­la igual. Tam­bién para esa época de calor y no quieres que las altas tem­per­at­uras calien­ten demasi­a­do tu cerveza preferida. 

MINI Alhambra Reserva 1925

La her­mana pequeña se aca­ba de incor­po­rar a la famil­ia de Cervezas Alham­bra. Son 22,5 cl de la emblemáti­ca Alham­bra Reser­va 1925. Mantiene el mis­mo dis­eño de col­or verde de su her­mana may­or, con sus detalles en relieve y un inte­ri­or lleno de los mis­mos matices. 

Alham­bra Reser­va 1925 es sin duda el refle­jo fiel de la mar­ca. Y sigu­ien­do esa filosofía, se elab­o­ra sin prisa con una fer­mentación lenta, para obten­er una cerveza con mucho cuer­po y de sabor inten­so. Se elab­o­ra sigu­ien­do el esti­lo Pilsen Bohemia, con la exclu­si­va var­iedad de lúpu­lo Saaz.

Alhambra Reserva 1925 en versión reducidad pero con todo el sabor

Cervezas Alham­bra, nació, como no podía ser de otra for­ma, en Grana­da y en 1925. Su elen­co de prop­ues­tas se elab­o­ran sigu­ien­do su carác­ter arte­sanal. Des­de el 2007 for­ma parte de la com­pañía famil­iar y total­mente españo­la, Mahou San Miguel, líder nacional en el sec­tor cervecero.

Nota de cata:

  • Apari­en­cia: colo ámbar inten­so, de aspec­to bril­lante y espuma consistente.
  • Aro­ma: a mal­ta, y con cier­tas notas a licor por las sen­sa­ciones ele­vadas de alco­hol en nar­iz. Tam­bién de fru­tas maru­dras o coci­nadas, de man­zana al horno o con caramelo. 
  • Sabor: fra­gan­cia seca de entra­da, le sigu­ien notas fres­cas y flo­rales del lúpu­lo, tam­bién las notas de plá­tano y man­zana roja jun­to a tosta­dos y carame­lo de mal­tas. Al tra­gar las notas amar­gas son mod­er­adas y con un suave dulzor. 

Mari­da­je: armo­niza con carnes suaves y pesca­dos blan­cos. Su fres­cu­ra ayu­da a limpiar per­fect­mente la boca y ani­ma a seguir comien­to. Tam­bién para unos aper­i­tivos de snacks como las almen­dras fritas.

Más infor­ma­ción en la web de Cervezas Alham­bra

De ven­ta en tien­das de ali­mentación, en establec­imien­tos de hostel­ería y en la Tien­da online de Mahou San Miguel

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Noches Cervezas Alhambra by Nacho Manzano en Barcelona

FullSizeRender-224

Menú de la cena de Noches Cervezas Alham­bra by Nacho Man­zano. Fotografía de José María Toro

Nun­ca Asturias, Grana­da y Barcelona habían esta­do tan cer­ca. La alta gas­tronomía acor­ta dis­tan­cias y une per­sonas. Los platos del con­dec­o­ra­do chef asturi­ano Nacho Mazano armo­niza­dos con las difer­entes var­iedades de Cervezas Alham­bra que nació cer­ca del mon­u­men­to homón­i­mo declar­a­do Pat­ri­mo­nio de la Humanidad por la UNESCO, y un lugar de encuen­tro en Barcelona, en La Cuina de la Boque­ria, a dos pasos de ese tem­p­lo gas­tronómi­co que es el Mer­cat de la Boque­ria.

FullSizeRender-221

Cajas de Cervezas Alham­bra en La Cuina de la Boquería. Fotografía de José María Toro

De este mat­ri­mo­nio surgió hace algún tiem­po las cenas pop-up y clan­des­ti­nas por difer­entes rin­cones de Madrid y Barcelona. Lugares con his­to­rias que con­tar y que se están con­vir­tien­do en cenas de cul­to porque son úni­cas e irrepetibles, y estás o no estás, o lo vives o te lo cuen­tan. Ya comien­zan a ser legión los seguidores de este tipo de even­tos que tienen un plus a una cena en un restau­rante, dirigi­do prin­ci­pal­mente a per­sonas que dis­fru­tan con la comi­da y aún más con la expe­ri­en­cia sorpresa.

FullSizeRender-222

Botellines de Cerveza Alham­bra Espe­cial. Fotografía de José María Toro

Los platos, la parte sól­i­da, de la mano del chef Nacho Man­zano, con una male­ta car­ga­da de his­to­rias vivi­das y sus 3 estrel­las Miche­lin que bril­lan con luz propia en su CV (2 en Casa Mar­cial de Arrion­das y una en La Sal­gar de Gijón) más todo lo que ha apren­di­do como chef ejec­u­ti­vo en el grupo Ibéri­ca Restau­rants del Reino Unido, que se ha con­ver­tido en un emba­jador de la gas­tronomía españo­la y de nue­stros pro­duc­tos en Gran Bre­taña donde sus locales real­izan activi­dades gas­tronómi­cas muy nues­tras como calço­tadas, choco­late con chur­ros, etc.

FullSizeRender-223

Ori­cios en una holan­desa acidu­la­da y aromáti­cos sobre yogur. Fotografía de José María Toro

Cervezas Alham­bra, la parte líqui­da, hecha sin prisas, con la serenidad de los más de los 90 años de exis­ten­cia y que acon­se­ja tomar­la con cal­ma, para dis­fru­tar­la con todo el car­iño como ellos la preparan, igual que la vida: “parar más, sen­tir más”. En la cena se dieron expli­ca­ciones claras y sen­cil­las de como servir cor­rec­ta­mente una cerveza para con­seguir esa espuma, que como un escu­do pro­tec­tor, evi­ta la evap­o­ración ráp­i­da de sus aro­mas. Tam­bién un análi­sis de col­or, olfa­to y gus­to de cada una de las var­iedades. Cerveza Alham­bra Espe­cial, una lager de col­or dora­do bril­lante, con aro­mas a cere­al tosta­do y fru­tas como la man­zana y el plá­tano, su sabor es equi­li­bra­do entre el dulce de los cereales tosta­dos y el carame­lo, recuer­da a las fru­tas verdes y las flo­rales del lúpu­lo con el con­tra­pun­to de amar­gor. Cerveza Alham­bra Reser­va 1925 es una extra lager de colo ámbar dora­do, con aro­mas a cere­al, fru­tales, flo­rales y espe­ci­a­dos pro­pios del lúpu­lo de Saaz, de sabor es inten­so pero refres­cante a la vez. Por últi­mo, la Cerveza Alham­bra Roja, del men­ciona­do col­or tiran­do a  cobre antiguo, tiene aro­mas de cere­al tosta­do y man­zana verde, en boca su sabor es volup­tu­oso y pen­e­trante para apare­cer en últi­ma instan­cia el cereal.

IMG_1788

Nem de papa­da, lan­gosti­nos y finas hier­bas. Fotografía de José María Toro

La Cuina de la Boque­ria, muy cer­ca del pop­u­lar mer­ca­do barcelonés homón­i­mo, fue el lugar elegi­do para esta unión, para este mari­da­je, para esta armo­nización de comi­da asturi­ana y bebi­da granad­i­na, para cer­rar este trián­gu­lo gastronómico.

Platos degus­ta­dos:

  • Aper­i­ti­vos: ori­cios en una holan­desa acidu­la­da y aromáti­cos sobre yogur. Kataifi de cen­tol­lo y Nem de papa­da, lan­gosti­nos y finas hier­bas. Todo acom­paña­do de Cerveza Alham­bra Espe­cial.

FullSizeRender-225

Alca­chofa rusti­da con emul­sión de codi­um. Fotografía de José María Toro

  • Para empare­jar la Cerveza Alham­bra Reser­va 1925: alca­chofa rusti­da con emul­sión de codi­um y cal­los de bacalao con agua de veg­etación de pimien­tos, pil-pil y lente­jas al comino.

IMG_1803

Cal­los de bacalao con agua de veg­etación de pimien­tos, pil-pil y lente­jas al comi­no. Fotografía de José María Toro

  • Ter­ri­na de jabalí con sus destro­zos ennovi­a­da de Cerveza Alham­bra Reser­va Roja.

IMG_1854

Ter­ri­na de jabalí con sus destro­zos. Fotografía de José María Toro

  • Postre: cre­ma de yogur con espuma de guisantes y albahaca.

FullSizeRender-226

Cre­ma de yogur con espuma de guisantes y alba­ha­ca. Fotografía de José María Toro

El pan arte­sano, no podía ser de otra man­era, para acom­pañar los difer­entes platos, se elaboró con Cerveza Alham­bra Reser­va 1925 y Cerveza Alham­bra Reser­va Roja, con notas áci­das y aro­mas a levadura.

Este even­to estu­vo a la ven­ta en la platafor­ma de Time Out.

© 2017 José María Toro. All rights reserved 

 

A %d blogueros les gusta esto: