Taller de Gin-tonic Premium 5th Gin en El Petit Celler de Barcelona.

Recien­te­mente se cele­bró en El Petit Celler de Barcelona un mag­ní­fi­co y didác­ti­co taller de Gin-ton­ic Pre­mi­um con el elen­co de gine­brar 5th Gin del grupo Destil.leries del Maresme Brands magis­tral­mente impar­tido por Jor­di Boada.
Ame­nas expli­ca­ciones teóri­c­as sobre el nove­doso sis­tema de elab­o­ración que pasa por 3 des­ti­la­ciones y que se infu­siona con botáni­cos y fru­tas has­ta obten­er orig­i­nales y lla­ma­tivos col­ores y sabores para seguir a con­tin­uación con la degustación de las 4 gine­bras disponibles en el mer­ca­do de esta mar­ca de Arenys de Munt. Los nom­bres elegi­dos para cada una de ellas son todo un guiño a los 4 ele­men­tos bási­cos de la naturaleza.
La flo­ral 5th Water, de col­or azul turque­sa bril­lante e hip­no­ti­zante. Aro­mas her­báceos y espe­ci­a­dos. Muy agrad­able en boca que recuer­da a las notas flo­rales, dom­i­nan­do el ene­bro y el corian­dro. Para acom­pañar con un tar­tar de pesca­do o carne y ahumados.
La golosa 5th Fire, indi­ca­da para todos los que rehúyen del acen­tu­a­do sabor amar­go. De mag­néti­co col­or rosa, aro­mas en nar­iz a fru­tas del bosque, fre­sa y grosel­la, con ret­ro­gus­to amar­go de ene­bro. Para armo­nizar con unos bom­bones o inclu­so con un hojal­dre de fru­tas del bosque obviamente.
www.bloghedonista.com

Fotografía de Alvaro Quintana

La cítri­ca 5th Earth, para los incondi­cionales del limón. De un col­or amar­il­lo inten­so, que ya nos pre­dispone a pen­sar en los aro­mas que esconde. En boca la acidez dom­i­na con un ret­ro­gus­to de man­da­ri­na dulce. Para mari­dar con frit­uras de pesca­do para que la acidez nos limpie la boca tras cada sorbo.

La 5th Air o gine­bra base, es una Lon­don dry gin muy pura a par­tir de la cual se elab­o­ra toda la gama. Es la más neu­tra pero a la vez la que da más juego. De col­or trans­par­ente y ribetes pla­ta, en nar­iz aro­mas de ene­bro y en boca es suave con algu­na nota amar­ga. Per­fec­ta para casar con comi­da japone­sa y marisco cocido.

Los pre­cios de esta gama de gine­bra, de ele­gante dis­eño, gira en torno a los 20 euros.

BSO Fad­ed el tema del noruego Alan Walk­er can­ta­do por la frágil voz de Ise­lim Solheim.

© 2016 Todos los dere­chos reservados

La botella original de color ámbar de Pilsner Urquell

Pil­sner Urquell, orig­i­nar­ia de Pilsen en la región checa de Bohemia, puede decir con orgul­lo que es la primera cerveza tipo Pil­sner de la his­to­ria. La rec­eta orig­i­nal de 1842 ‑for­mu­la­da por primera vez por Josef Groll en la cerve­cería Pilsen’s Burgess Brew­ery-  se ha man­tenido intac­ta en los más de 170 años de exis­ten­cia. De gran pop­u­lar­i­dad mundi­al des­de sus ini­cios, sólo ha esta­do inter­rumpi­do su ful­gu­rante éxi­to por las tene­brosas épocas de las Guer­ras Mundi­ales y pos­te­ri­or­mente por la sor­didez de un blo­queo políti­co, rena­cien­do en los últi­mos tiem­pos como ave Fénix para situ­arse en el lugar que le cor­re­sponde y por enci­ma de modas pasajeras.

www.bloghedonista.com

Cerveza Pil­sner Urquell en su botel­la orig­i­nal de col­or ámbar.

Los com­po­nentes bási­cos de esta cerveza rubia que le dan per­son­al­i­dad propia son por un lado el agua suave uti­liza­da para su elab­o­ración que hace que no per­sista el amar­gor car­ac­terís­ti­co de esta bebi­da. En segun­do lugar el aro­ma flo­ral del lúpu­lo noble denom­i­na­do Saaz que le da col­or amar­il­lo, respon­s­able a su vez de la cal­i­dad y abun­dan­cia de la espuma, y tam­bién del sabor refres­cante y amar­go. El ter­cer pun­to es el inten­so sabor a mal­ta por el uso de la mac­eración en la decoc­ción. Y por últi­mo, el uso de levaduras de fer­mentación a baja tem­per­atu­ra medi­ante la uti­lización de este tipo de hon­go unicelu­lar de tipo lager, alma­ce­nan­do pos­te­ri­or­mente el pro­duc­to en los sub­ter­rá­neos (lagern) donde una tem­per­atu­ra fres­ca y estable va madu­ran­do la cerveza poco a poco.

Esta más que cen­te­nar­ia cerve­cera da una vuelta a su ori­gen arte­sanal, recu­peran­do los envas­es de col­or ámbar del ini­cio, porque evi­tan alteraciones de su con­tenido provo­cadas por la luz y tam­bién se cam­bia el dis­eño de la eti­que­ta en línea con los mar­betes usa­dos durante todo este tiem­po. Todo un guiño de retorno a los ini­cios que no ha pasa­do desapercibido por sus con­sum­i­dores habit­uales y fieles seguidores de la mar­ca que val­o­ran en gran man­era esa hon­esti­dad de la cerve­cera checa.

© 2016 José María Toro. Todos los dere­chos reservados

 

A %d blogueros les gusta esto: