Cafès Cornellà y Vichy Catalan se unen para conseguir el mejor café expreso del mercado

El agua del grifo de Barcelona es potable, y punto. Una aseveración obvia y de perogrullo. Eso es lo que es: apta para el consumo humano, pero no es la más apropiada para cocinar y mucho menos para preparar un buen café. Y se nota en su sabor extraño tirando a amargoso. Somos legión los que a nivel doméstico usamos agua mineral natural, para hervir y preparar guisos y por supuesto para tomarnos un buena taza de café.

Desde hace algún tiempo se va tomando conciencia de hacer buen café en la restauración, pero tenemos que seguir haciendo pedagogía hasta conseguir que cualquier bar de nuestra geografía, por humilde que sea, a semejanza de Italia, haga un buen café. Y en esa lucha de concienciación se han puesto manos a la obra Cafès Cornellà y Vichy Catalan Corporation, con algo tan sencillo como ingeniar un dispositivo , el Water Cube, conectado a la máquina profesional, que le proporcione agua mineral natural, para elaborar el mejor café expreso del mercado.

Cafès Cornellà y Agua de Sant Hilari de Vichy Catalan

Cafès Cornellà y Agua mineral natural del Manantial de Sant Hilari de Vichy Catalan

De entre las diferentes clases de agua, han elegido el agua mineral natural porque es la de mejor calidad, porque procede de origen subterráneo y con una composición química de sales minerales óptimas para el organismo. Y de entre el elenco de marcas de Vichy Catalan Corporation se ha seleccionado la del manantial de Sant Hilari porque está ubicado en un entorno privilegiado, en el macizo de las Guillerías a más de 1.000 metros de altitud y en medio de grandes bosques de encinas, robles, hayas, chopos y castaños, dónde está limitado el paso de animales y personas y donde la lluvia se filtra por terrenos de roca granítica durante años. Es un agua sin regustos, que gracias a su baja mineralización y su pureza natural le confieren sutiles propiedades organolépticas. En definitiva, este tipo de agua extrae todo lo mejor del café para obtener un sabor más intenso, cremosidad y un postgusto más largo (puede durar casi una hora).

FullSizeRender-281

El siguiente paso es conseguir que todos los asociados del gremio de restauración se apunten a este servicio extra de calidad y que el recuerdo amargo de ese café que bebíamos en muchos bares pase a los libros de historia (esos que acabamos quemando en alguna hoguera de San Juan) para entrar en una nueva etapa de disfrutar de memorables cafés a cualquier hora y en cualquier momento.

Más información de Cafès Cornellà y Vichy Catalan

© 2017 José María Toro. All rights reserved.

 

Viñachy, la bebida chyspeante

www.bloghedonista.com

Aún queda verano para disfrutarlo y saborearlo. Me resisto numantinamente a creer que hay productos y vivencias que son solamente para una estación del año -obviamente sino hay un cataclismo o un cambio climático a la vista, seguiremos esquiando en invierno y bañándonos en la playa en verano- para todo lo demás podemos jugar a adaptarlo con más o menos sentido, sin romper el orden natural de las cosas, es decir sin actuar contra natura. Verbigracia podemos comer helado de turrón en verano o podemos bebernos una cerveza bien fría en invierno y no por ello el cosmos se tiene que romper en pedazos.

www.bloghedonista.com

Mi descubrimiento tardío, ya avanzado el verano, en uno de los anaqueles de la estantería de mi tienda favorita y proveedora habitual de mi despensa y de mi cava, de esta novedosa bebida elaborada a base de Vichy Catalán con los vinos de la premiada bodega Casa de la Viña de la D.O. Valdepeñas, ha sido toda una revelación en el sentido de cubrir una necesidad que hacía tiempo iba anhelando. Y me explico lo que quiero decir, por un lado buscaba una bebida para ofrecer a mis más jóvenes invitados y también para aquellos amigos/as que no beben nada de alcohol -unos temerosos por sus efectos colaterales, incluidas multas de tráfico, y otros por su determinación de odio visceral a todos los efluvios etílicos-  y por otro lado, quería algo  refrescante y ligero,  apropiado para la época de calor, que me siriviera tanto para ese momento distendido y desenfadado del aperitivo, como para acompañar platos más ligeros propios del verano pero también del resto del año.
De la contracción de estas dos grandes marcas, ya citadas anteriormente, se ha construido este simpátio nombre que representa el ideario de esta novedosa empresa: ViñaChy. Una bebida chyspeante, con burbujas y de poca graduación con sólo 7%. Viene con fuerza para romper clichés y esterotipos que están arraigados en el imaginario colectivo, presentándose como una bebida optimista, jovial, alegre y rompedora para disfrutar socialmente con moderación.

www.bloghedonista.com
ViñaChy blanco chyspeante: está elaborado con las variedades chardonnay, sauvignon blanc y macabeo de Casa de la Viña junto a Vichy Catalán para obtener un vino de color amarillo con ligeros reflejos verdosos, en boca es goloso con aromas de fruta topical, en especial fruta de la pasión y también a peras maduras. Ideal para acompañar aperitivos, mariscos, aves y pescados a la plancha y también arroces de marisco.

ViñaChy rosado chyspeante: es el resultado de la unión de las uvas petit verdot y tempranillo de Casa de la Viña a Vichy Catalán para conseguir un vino de color rosado, aromas dulces y embriagadores a frambuesa, en boca es fresco. Para maridar con un salmón ahumado, pescados a la plancha, arroces y con tartas recubiertas de frutas de bosque.

www.bloghedonista.com

ViñaChy tinto chyspeante: nacida de la mezcla de uvas merlot y tempranillo de la Casa de la Viña y Vichy Catalán para lograr un color rojo cereza y ribetes de un bonito violáceo cardenalicio que se esconde debajo de la espuma de las burbujas. Aromas de frutas negras del bosque. En boca tiene un paso fácil y agradable. Para ennoviar con algún plato cocinado de pavo, pollo o cerdo aderezado con frutas como la pera, albaricoques o incluso higos.

A %d blogueros les gusta esto: