Presentación de quesos de pagés Reixagó

Reixagó

Reix­agó

Montreix de Reixagó

Mon­treix de Reixagó

Olost de Reixagó

Olost de Reixagó

La sala La Cuina, una estancia con carác­ter y per­son­al­i­dad de colum­nas anchas for­ma­da por blo­ques de piedra y bóve­da cur­va­da en ladrillo rojo a la vista, situ­a­da por deba­jo del niv­el de calle del Hotel DO. Plaça Reial fue el esce­nario per­fec­to para la pre­sentación el pasa­do 14 de Octubre de 2013 de los que­sos de pagés Reix­agó y de la estrel­la de la tem­po­ra­da: el que­so Olost fumat (ahu­ma­do). El primer que­so ahu­ma­do de Catalun­ya de larga pro­duc­ción y con la inten­ción de alcan­zar una dis­tribu­ción con­stante por todo el ter­ri­to­rio catalán (aunque hay con­stan­cia de algu­na pro­duc­ción local de que­so ahu­ma­do ésta no pasa de aquí). Este hotel bou­tique gas­tronómi­co DO. Plaça Reial 5 estrel­las Gran Lujo que ocu­pa un edi­fi­cio neo­clási­co de 1856 con vis­tas a la cén­tri­ca y cos­mopoli­ta plaza homón­i­ma de Barcelona, apoya este tipo de ini­cia­ti­vas como parte de su com­pro­miso con los pro­duc­tores de prox­im­i­dad y del movimien­to del cara­col rojo Slow­Food

La pre­sentación se real­izó por Reix­agó, Caseus Afi­nadors, Abadal, Rimarts y Carpi­er. Además estu­vo respal­da­da por 3 cocineros de excep­ción y de recono­ci­do pres­ti­gio con  1 estrel­la Miche­lin cada uno de ellos en su haber:  Toni Sala de Fon­da Sala de Olost (espec­tac­u­lar el menú de la caza y de la tru­fa, ¡de llo­rar!) Angel Pas­cual que había ges­tion­a­do el Restau­rant Lluçanés (actual­mente cer­ra­do y que había tenido una estrel­la Miche­lin) y aho­ra regen­ta Restau­rant Punx además de otros proyec­tos de aseso­ramien­to gas­tronómi­co y de cater­ing. Jean Louis Neichel del Neichel Restau­rant. Los 3 están vin­cu­la­dos con este proyec­to, los dos primeros por ser de la mis­ma comar­ca que Reix­agó y Neichel por ser de los pocos restau­rantes en Catalun­ya  y España que con­tinúa ofre­cien­do el car­ro de que­sos en los postres y en su may­oría de que­serías catalanas.

Reix­agó es una explotación ganadera de vacas que elab­o­ra arte­sanal­mente sus difer­entes piezas con­trolan­do todo el pro­ce­so: des­de la ali­mentación, el ordeño y la elab­o­ración de los que­sos en las mis­ma fin­ca con lo cual garan­ti­zan el con­trol de tem­per­at­uras y los tiem­pos para no perder ni un ápice de cal­i­dad. Los nom­bres de los difer­entes pro­duc­tos están rela­ciona­dos con la comar­ca donde se encuen­tran ubi­ca­dos: el Lluçanés. Sus pro­duc­tos están real­iza­dos con leche cru­da para no perder sabores ni matices.

Abadal y Rimarts

Abadal y Rimarts

La degustación estu­vo exce­len­te­mente mari­da­da con vinos de la D.O. Plà de Bagés: Abadal (soy de la teoría que los ali­men­tos y bebidas de prox­im­i­dad siem­pre per­miten el mejor empare­jamien­to, es como una apues­ta segu­ra) Y para finalizar el exquis­i­to cava ahu­ma­do Rosae de Rimarts

La comu­nión per­fec­ta de caseí­na y de tani­nos fue prepara­da por el enól­o­go de Abadal y de Rimarts:

- Mon­treix de pas­ta blan­da, cre­moso y dulce, con corteza de ceniza.

- Sant Ignasi, tam­bién de pas­ta blan­da, cre­moso ¡nada que envidiar a los Saint Marcelin ni Saint Feli­cien franceses!

- vino para casar estos dos que­sos: Abadal Picapoll, un blan­co fres­co, con agrad­able sen­sación de fru­ta y de equi­li­bra­da acidez que nos ayu­da a limpiar la boca de la gen­erosa untu­osi­dad de los dos que­sos anteriores.

- Olost un que­so de pas­ta dura y madu­ración media, de sabor dulce, afru­ta­do y rem­i­nis­cen­cias de mantequilla.

- vino Abadal de uvas caber­net franc y tem­pranil­lo. Un tin­to con 4 meses de bar­ri­ca que mari­da a la per­fec­ción con el que­so ante­ri­or por sus notas lác­ti­cas y la acidez que nos refres­cará la boca.

- Reix­agó de gran for­ma­to y más maduración.

- Abadal 3.9 un vino clási­co de 12 meses en bar­ri­ca, de uva caber­net sauvi­gnon y syrah que le apor­ta notas min­erales y flo­rales a vio­le­ta y rosa para aliviar la sen­sación de sequedad que nos deja el que­so. Las notas bal­sámi­cas de soto­bosque con su despe­je nasal armo­niza con el inten­so sabor y ligero picor de este que­so en la zona que toca a su corteza.

- Olost con corteza impreg­na­da de pimien­ta roja.

- vino Abadal rosa­do de uva caber­net sauvi­gnon y sumoll con aro­mas dul­ces, de golosi­na a fre­sas, a frambuesa.

- Olost ahu­ma­do. El pro­ce­so de ahu­ma­do se real­iza en las insta­la­ciones de Carpi­er ¡tienen la mano rota para esto! con humo de piña durante 3 horas a una tem­per­atu­ra entre 12 y 14º C La corteza está impreg­na­do de car­bón veg­e­tal  que le apor­ta mineralidad.

- cava Rosae de Rimarts. Se elab­o­ra con la fina y frágil Pinot Noir que pasa por bar­ri­c­as muy ahu­madas. Después de esos  22 meses de impre­g­nación de todos los aro­mas de la madera recomien­dan decantar y servir en copas bor­goñe­sas. Me pon­go en pie solo de recor­dar ese embria­gador y sutil per­fume de rosas y fre­sas ahu­madas. ¡Un fin de fies­ta in crescen­do, excel­so, fetén, épi­co, de fue­gos artificiales!

A %d blogueros les gusta esto: