Anuncios

Solange Cocktails & Luxury Spirits

Ese personaje que nunca se despeina por muy alta que sea la caída. Ningún rasguño, en el peor de los casos sólo se sacudirá un poco de polvo de la manga y sonreirá a la cámara. Sabe esquiar, bucear,  y lo que haga falta. La aventura es la aventura y nunca nos va mal un poco de acción. Impoluto con su pajarita a la hora de sentarse en la barra de algún elegante bar y pedir su cóctel favorito mientras busca su antagonista. Carreras vertiginosas e imposibles por los lugares más inverosímiles, solo recomendable para expertos pilotos muy templados, que no sufran del corazón y confesos adictos a la adrenalina. Salvado in extremis por la campana. Siempre dispuesto a seducir y dejarse seducir por alguna misteriosa y bellísima dama, que es la mala de la película, aunque al final, en alguna isla paradísiaca y con una botella de Dom Perignon se arreglen las pequeñas diferencias y se triviliaze sobre las continuas situaciones de peligro en los 90 minutos de acción de cualquiera de sus películas. Me llamo: Bond, James Bond.

El agente 007, al servicio de Su Majestad y más concretamente, Roger Moore, el  actor que lo encarnó en más ocasiones hasta la fecha, 7 en total, es el protagonista estrella de esta nueva carta de cócteles para el 2018 de Solange Cocktails & Luxury Spirits de Barcelona. Las películas inspiradoras y protagonizadas por Roger Moore son: Live and Let Die, For your Eyes Only, The Spy who Loved me, A view to a kill, Moonraker, Octopussy, The Man whith The Golden Gun. De cada film se han creado 4 cócteles que son todo un guiño a la película en sí: bien en la presentación, en el nombre, en los ingredientes, o cualquier detalle con el fin de recrear en conjunto el escenario.

Alfredo Pernías

Alfredo Pernia con la nueva carta-magazine en las manos. Fotografía gentileza de George Restrepo

 

Un total de 28 combinados inspirados en los 7 filmes protagonizados por este actor inglés recientemente fallecido. Presentado en una carta-magazine ¡No podía ser menos! ¡A la altura del idolatrado personaje! Esta primera edición Magazine-Carta, es desde ya objeto de culto y de coleccionismo, repleta de detalles de un exquisito gusto. ¡Atención que es una edición limitada! Es para llevar y continuar la experiencia en casa, o para leer en el local con tranquilidad y sentir el placer de tocar las hojas, obviamente saboreando un cóctel de Alfredo Pernia y su equipo. Sus hojas centrales son la carta con ilustraciones de Adriana Chía, también bartender en este local junto a Miguel Pérez. Portada dedicada al actor con una copa y cigarrillo en la mano. ¡Que nadie se rasge las vestiduras por favor, que ya nos peinamos canas! Páginas interiores en formato magazine con entrevistas a 4 destacados artesanos de Barcelona representativos en sus profesiones, enamorados hasta las trancas de sus oficios, que no escatiman horas en su dedicación a los clientes para conseguir ese ¡Wow!, y que comparten con Bond los mismos valores de elegancia y refinamiento: Jordi Rabat, creció entre joyas y relojes de alta gama, de la joyería Rabat Norman Vilalta creador del Atelier Norman Vilalta rábula argentino reconvertido en artista del zapato a medida. Lluís Sans de la tienda de moda de lujo Santa Eulalia responsable de la introducción del anglicismo bespoke con todas sus consecuencias en la Ciudad Condal. Por último, Toni Espuch de Azul Tierra un esteta de la decoración, impenitente pedagogo de enseñarnos que la belleza está en todo lo que nos rodea.

El nombre de Solange en sí ya es todo una declaracion de intenciones, de claro homenaje al universo Bond. Esta mujer apareció por primera vez en 1960 en la novela de Ian L. Fleming “Sólo para sus ojos”, volviendo a aparecer en 1966 en “Octopussy” también en papel. Finalmente Bond, en este caso inerpretado por Daniel Craig, conoce a Solange Dimitris en 2006 “Casino Royale”. En definitiva, el leitimotiv de esta coctelería de referencia de Barcelona y de España, y que está incluida en la lista de los 100 mejores bares del mundo, es que el cliente pueda vivir toda una experiencia Bond.

Cócteles degustados:

  • Marhaba Mr. Bond de la película For your Eyes Only: son especias, maderas, inciensos, un elixir de hospitalidad. Preparado con Brandy Torres 15, leche de almendras, sirope de dátil y pimienta, agua de azahar.
Marhaba Mr. Bond

Marhaba Mr. Bond

 

  • Solitaire de Live and Let Die: seducción en estado puro. Elaborado con pisco Gobernador, cordial de maíz morado y coco, zumo de lima, tintura de cilantro y clara de huevo.
  • Hai Fat de For your Eyes only: la perfecta delicadeza y misterioso. Combinación de whisky Nikka Blended, puré de yuzu, zumo de lima, cerveza japonesa Sapporo.
Hai Fat

Hai Fat

 

  • Atlantis de The Spy who Loved me: elegante y suntuoso misterio. Desarrollado con Bulleit Bourbon, miel de lavanda, crema de cassís, zumo de limón y clara de huevo.
Atlantis

Atlantis

 

  • Miss Caruso de Live and Let Die: es un soplo fresco del aire de primavera. Gin G’Vine Floraison, La Quintinye Vermouth Royal Dry, zumo de lima, cordial de albahaca, pimienta rosa y pomelo.
Miss Caruso

Miss Caruso

 

  • Meteora de Monraker: especiado y exótico, bello pero peligroso. A base de Bourbon Maker’s Mark, cordial de jengibre, sirope de calabaza, sirope de 5 especias chinas, zumo de piña y de lima.
Meteora

Meteora

 

Solange Cocktails & Luxury Spirits Aribau, 143 08036 Barcelona Teléfono 931 643 625

Shaken or Stirred?

© 2017 José María Toro. All rights reserved. 

 

 

 

 

Anuncios

Meteora: para tocar el cielo

Llevan más de seiscientos  años rozando las nubes griegas con sus tejados. Los seis monasterios ortodoxos de Meteora que quedan en pie -en su momento fueron más de veinte- se agarran a las rocas y al turismo que los visita para seguir atravesando el tiempo sin   arrugas. Cinco horas de camino o quizá seis, dependiendo del conductor del tren que te toque (aquí todo es un poco anárquico) separan Atenas de Kalambaka, el pueblo más cercano al valle junto con Kastraki. La monotonía de casi todo el trayecto -mucho verde, gallinas camperas en los andenes destartalados y unas cuantas ovejas despistadas- sólo la rompe el sonido musical del nombre de alguna estación como Paleofarsalos o el olor a los bocadillos de queso feta de tus compañeros de vagón.

www.bloghedonista.com

Meteora. Fotografía de Noemi Martin

Ya desde Kalambaka, a los pies de Meteora, descubres la grandeza insólita del paisaje rocoso formado por la erosión milenaria del río Tesalia y la actividad sísmica del lugar.                                Para ascender a los monasterios colgados del cielo (cinco de ellos masculinos y uno femenino) tienes dos opciones. Elige: hacer piernas y caminar durante unas horas por los senderos verdes y escarpados que llevan a los templos o simplemente subir en coche o bus. Lo dejo en tu mano aunque te recuerdo que en cualquier caso deberás superar grandes tramos de escaleras hasta alcanzar la entrada de cada uno de ellos. Y luego pagar los tres euros pertinentes con los que contribuir al mantenimiento de estas joyas religiosas voladoras. Además, si eres mujer y llevas pantalones, tendrás que  ponerte guapa con una de las faldas estampadas que te facilitarán antes de atravesar la puerta.

www.bloghedonista.com

Meteora. Fotografía de Noemi Martin

El interior de todos los monasterios es similar: capilla bizantina, pinturas de gran valor, museo, vistas inolvidables  y una terrenal tienda de souvenirs que te despierta del romanticismo zen que te invade al aspirar el olor a incienso reinante. Tal vez los más llamativos del sexteto, Patrimonio de la Humanidad desde hace años, sean el del Gran Meteoro: el mayor de todos, conocido por tener abierto al público un pequeño osario, y el de la Santísima Trinidad: el de más difícil acceso y en el que se tomaron imágenes para la película de James Bond, “Sólo para sus ojos”. Tras la visita a los monasterios seguramente te apetecerá reponer fuerzas, sobre todo si has subido caminando desde Kastraki. Cuando llegues de vuelta de este entramado místico  y como todo en la vida no va a ser oración y recogimiento, podrás disfrutar de un buen puñado de tabernas tradicionales con sus braseros humeantes a ritmo de sirtaki. Llena tu tripa de ensalada griega, moussaka calentita o un buen tajo de carne. Pide una jarra de vino del lugar -a estas alturas encontrarás preciosos viñedos- y si brilla la luna, despídete del celestial paisaje con los pies en la tierra y la barriguita feliz.

– Un hotel: Doupiani House, encantador y tranquilo establecimiento con estupendas vistas a los monasterios. El desayuno es deliciosamente artesanal.

– Un libro: para el trayecto en tren, me llevé “Contra el viento del norte”, una novela  ligera y entretenida escrita en forma de mails que vienen y van. Como la vida misma.

-Una banda sonora: “Para tocar el cielo”. Esta canción de Tontxu se me metió en la cabeza desde que llegué a Meteora. Muy propia.

-Un sabor: yogurt griego con miel. Cremoso, calórico y relajante. Sobran comentarios.

BSO https://youtu.be/nQuSWqoYJyE de Tontxu con Antonio Vega.

© 2016 Noemi Martin. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: