Traficantes de Harina. Han llegado a Barcelona las pizzas de alta calidad en versión delivery

¡Pizza o plomo! La pizzería más gamberra que solamente envía a domicilio.

  • pásame la dirección y la hora de la entrega
  • Calle X número 1, piso 2 a las 21h

Dos mensajes de whatsapp crípticos que no pasaron desapercibidos para los servicios de investigación de los federales. Si conseguían descifrar dónde estaba situada la calle X podrían pillarlos con las manos en la masa y por fin llevarle una temporada a la trena, tanto al mensajero como al receptor. En especial al esquivo Roberto del Nilo, más conocido como Al Capote en los círculos más oscuros de la ciudad, y que escapaba milagrosamente a todos los intentos de pillarlo en sus turbios negocios.

Suena un timbre en el lugar establecido y a la hora marcada.

  • ¿Quién es? se oye por el telefonillo.
  • Pizza o plomo. La contraseña establecida para abrir.
  • Suba. Se escuchó imperativamente en el silencio de la noche.

El mensajero con su jersey rotulado no escondía su procedencia “Traficantes de Harina” y al llegar al segundo piso entregó la mercancía y se marchó sin mediar ninguna palabra entre ambos… (continuará, o no)

Pizza David Hockney y Charlie Cheese

Con este nombre de Traficantes de Harina, tan sugerente como elocuente del cine negro más clásico norteamericano, se esconde LA referencia de pizzas de autor en Barcelona en versión delivery. Propuesta nacida en pleno crisis del coronovirus, y lo que para muchos fue un paréntesis, un bache en el camino, para Leo Chechelninitxkiy (Babula Bar 1937 y Sasha Bar – No Hay Mañana) y Martin Pimentel (V de Vermut) fue una luz en tanta oscuridad sanitaria, una esperanza, una reinvention para estar nuevamente en la palestra.

Leo y Martin conscientes de la importancia de la harina para elaborar la pizza perfecta, y como si se tratase de una aventura del tipo “En busca del Arca perdida”, se pusieron como objetivo conseguir la mejor masa de pizza con harina blanca integral, cultivada cerca de la playa para conseguir el mejor grano posible. De molienda en molino de piedra a la vieja usanza, y la que cada día se reivindica más. ¿Agua del grifo? No, gracias. Solamente agua mineral de baja mineralización. AOVE por supuesto. El resto de ingredientes que dan personalidad están seleccionados de productores locales y de proximidad, pero eso sí, la mozzarella de Campania y la burrata de Puglia. La fermentación de 24 horas para conseguir que sea más digerible, base crujiente y de bordes alveolados tal como marca las normas de un buen pizzaiolo

Envoltorios de las pizzas

Una carta de pizzas que no tiene desperdicio:

  • Nuestras clásicas: La traficante, obvio ¿no?, la reina del sur es el guiño literario a Pérez-Reverte en ur posteriormente se llevó a la pequeña pantalla, el patrón ¿quién manda aquí?, Sito Miñanco el narco gallegos, y Heisenberg el profesor de química en Breaking Bad.
  • Especiales como las calzones de contrabando que se se esconden en nombre tan clarificadores como La Mula (cuantas vidas rotas), Al Calzone (ese juego de palabras) , o Bonnie Parker la chica de la famosa pareja de criminales.
  • Pizzas rojas (con base de tomate) tributo a los pintores, como la Salvador Dalí, tocándose su definido bigote y susurrando la palabra “surréaliste”, la Warhol del niño rebelde del pop art, o la David Hockney del pintor inglés que va por libre aunque está consagrado como el artista vivo más caro del mundo por la casa de subastas Christies.
  • las pizzas blancas, (con base de mozzarella) vamos lo que vienen siendo las rockstars, denominadas como Charlie Cheese, Mick Jagger (los viejos rockeros nunca mueren, se reinventan y vuelven a salir a los escenarios con la misma fuerza que siempre, así es morritos Jagger), la siempre eterna Amy Winehouse con su personal y característico eyeliner, y no podía faltar ese homenaje pizzero al rompedor Freddy Mercury de The Queen.
  • Estimulantes de entrada (no podía ser más apropiado el título) con sus patatas baby espaciadas al horno con la legendaria salsa de queso trufada ¡No me puede gustar más!, guacamole brutal preparado con pico de gallo y guacamole comme il faut, alitas de pollo con adictiva salsa BBQ de Jack Daniels que para ellos quisieran los de Wisconsin, y ensalada de col con la salsa especial, pero muy especial, de traficantes.
  • postres a base de helados Delacrem ¿podía ser de otra manera? y cookie XL de Nutella.
  • cervezas a la altura de Garage IPA, Nómada especial y Alhmabra reserva 1925.
  • bebidas sin azúcar, off course, de tés fríos 100% natural, kailini negro de té ébano con limón, kailini verde de té del mismo color con lima y jengibre, y kailini blanco de té níveo con melocotón
  • cocktails: Bloody Thurman, Michelada Star, Gin Basil, A Piñón Spritz, y Corleoni.

Más información en la web de Traficantes de Harina Pedidos a partir de las 18h al teléfono 687 23 87 66 o por mensaje directo en IG. Precio medio entre 15 y 20 euros. Solamente se pueden disfrutar por delivery de Glovo, Deliveroo o por entrega propia.

© 2020 José María Toro. All rights reserved

A %d blogueros les gusta esto: