Etéreo

Aunque el término etéreo tiene muchas definiciones, creo que al hablar de este rincón en el corazón de Santa Cruz de Tenerife, hay que utilizar las que se refieren a lo «sutil, sublime o delicado». Incluso las que hablan de algo «perteneciente al cielo». Etéreo by Pedro Nel es un espacio gastronómico donde se respira sensibilidad e ingenio. Pero también amor a la cocina de mercado, a las buenas materias primas y a los sabores cincelados con inteligencia y cariño.

Foto interior del restaurante Étereo
Interior del restaurante Étereo

.

En un entorno acogedor, donde se cumplen escrupulosamente las medidas higiénicas que impone el famoso virus, Pedro Nel Restrepo diseña desde finales de 2018, una de las mejores propuestas gastronómicas de la Isla. Originales entrantes fríos y calientes, carnes maduradas y pescados impecablemente cocinados preceden a los postres que cierran con dulzura y deleite una buena comida o cena.

Timbal de aguacate con langostinos y yogurt griego
Timbal de aguacate con langostinos y yogurt griego

.

Pedro Nel, chef de origen colombiano y que en otro tiempo lideró los conocidos establecimientos «El Covacho» y «El Covacho de Pedro», ha sabido crear un espacio cosmopolita y multicultural que no renuncia al toque canario en alguno de sus platos. Y todo ello aderezado con buena música ambiental, trato exquisito y una «cuidada sencillez» en donde todo está perfectamente hilvanado. Por supuesto, los celiacos o intolerantes al gluten también tienen su lugar (y su pan, gracias). Y los amantes del vino, ¿cómo no? Con una amplia y fantástica antología de caldos. Como leí en una entrevista reciente al propio Nel, «un buen restaurante es como ir a la mejor obra de teatro que hayas asistido en tu vida, en la cual no encuentras ninguna improvisación».

Solomillo de res con crema de queso majorero
Solomillo de res con crema de queso majorero

.

Apropiándome de las palabras de este artista gastronómico, no está de más considerar que disfrutar con calma de una buena selección de platos (sobre todo si hay algo que celebrar: el goce de vivir, por ejemplo) es como acudir al teatro y deleitarse con una obra maravillosa o un concierto inolvidable. El hedonismo y sus etéreos placeres que alguien diría…

Sigue leyendo
A %d blogueros les gusta esto: