Colmado Quílez

www.bloghedonista.com

Vista panorámi­ca de Col­ma­do Quílez. Fotografía gen­tileza de Grup GSR.

Casa cen­te­nar­ia, con 108 años de his­to­rias, de anéc­do­tas y viven­cias que dan para escribir un libro y de los gor­dos, impeturbable a los cam­bios políti­cos, pero sí arrastra­da inex­orable­mente por los cic­los económi­cos de todo este dilata­do tiem­po, así como a los cam­bios de hábitos de los clientes habit­uales y la trans­for­ma­ción de bar­rio de famil­ias de toda la vida a con­ver­tirse en un dis­tri­to de tien­das y de oficinas.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro en Col­ma­do Quílez.

El ori­gen de todo esto se remon­ta a los albores del siglo XX, en 1908 con la famil­ia Vilase­ca. Le tomó el rele­vo Julián Quílez en 1940. Andrés Lafuente cogió el tes­ti­go en 1974. Y aho­ra son los hijos de éste últi­mo quienes lle­van las rien­das. Durante estos más de 100 años de expe­ri­en­cia acu­mu­la­da, Col­ma­do Quílez sólo se ha movi­do por un úni­co leit­mo­tiv: CALIDAD y EXCELENCIA. Cal­i­dad en su catál­o­go de pro­duc­tos escogi­dos y al ser inno­vador ya en épocas pretéri­tas tenien­do eti­que­ta propia de café, ser impor­ta­dor de cervezas arte­sanas y asimis­mo de las apre­ci­adas carnes argenti­nas. La exce­len­cia en el tra­to y con depen­di­entes solíc­i­tos a pie del mostrador.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro en Col­ma­do Quílez.

Has­ta hace bien poco ocupó el desea­do y cén­tri­co chaflán de la calle Aragón con Ram­bla de Catalun­ya, tenien­do 40 met­ros de facha­da que cam­bi­a­ba reg­u­lar­mente sus grandes aparadores con vis­tas a estas dos calles. Escaparates con mag­net­ismo que llam­a­ban la aten­ción por su gran vis­tosi­dad, simetría y col­ori­do, estéti­ca­mente her­mosos. Siem­pre de pro­duc­tos exquis­i­tos y gourmets cre­an­do ambi­entes úni­cos, monotemáti­cos, ver­bigra­cia: con latas de con­ser­vas, botel­las de cervezas, de vino, de cavas o de tur­rones y polvorones para la época navideña. Hoy se ha vis­to reduci­do a 4 metros.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro en Col­ma­do Quílez.

Después de lidiar con tra­bas admin­is­tra­ti­vas y otros obstácu­los no menos duros de un mer­ca­do que no cree en roman­ti­cis­mos, a nada de bajar la per­siana defin­i­ti­va­mente y en con­se­cueni­ca perder una ref­er­en­cia en la Ciu­dad Con­dal, esta tien­da históri­ca se ha sal­va­do gra­cias al esfuer­zo de la famil­ia Lafuente y de sus com­pro­meti­dos y entre­ga­dos trabajadores.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José Maria Toro en Col­ma­do Quílez.

Un espa­cio ren­o­va­do, con encan­to, actu­al­iza­do a los nuevos tiem­pos y muy bien aprovecha­do, con guiños a un pasa­do reciente como la caja reg­istrado­ra de 1940, el arco de madera de la entra­da y la bóve­da cata­lana al des­cu­bier­to que le da per­son­al­i­dad al con­jun­to. Una gran vit­ri­na expos­i­to­ra refrig­er­a­da da la bien­veni­da a los clientes gourmets, con sus vian­das del­i­cada­mente expues­tas: jamón dulce ibéri­co, el espe­cial para la casa brasea­do y carameliza­do según una rec­eta sec­re­ta que guardan celosa­mente, que­sos selec­ciona­dos y otros man­jares. Una selec­ción de jamones ibéri­cos de bel­lota col­ga­dos y una gran estantería para guardar los ali­men­tos que no nece­si­tan frío. Colum­nas temáti­cas con pro­duc­tos selec­ciona­dos tan­to nacionales como de importación: aguas, cervezas, las mejores con­ser­vas en lata for­man­do una pale­ta cromáti­ca muy lla­ma­ti­va como si de un catála­go Pan­tone se tratase. Tam­bién dul­ces arte­sanos, los impre­scindibles choco­lates, o cafés en un mod­er­no dis­pen­sador cer­ra­do her­méti­ca­mente para que no se pier­dan los apre­ci­a­dos aro­mas volátiles de sus gra­nos, anchoas y foies para cenas espe­ciales con invi­ta­dos o no. Los AOVE tienen su espa­cio con difer­entes mar­cas, proce­den­cia y tipo de aceitu­na depen­di­en­do del uso. Remar­ca­ble el aceite ahu­ma­do de Carpi­er. Algunos artícu­los como el foie, el boni­to o var­ios que­sos lucen mar­ca propia de la casa al esti­lo de las grandes maisons parisi­nas de la Place Madeleine. Al final del local se guardan los vinos per­fec­ta­mente colo­ca­dos en estanterías. Y así entre cham­pagnes y vinos de cul­to lleg­amos a la joya de la coro­na: el caviar, for­man­do  un total de 8.500 ref­er­en­cias de artícu­los del­i­catessen entre ali­mentación y bebidas.

www.bloghedonista.com

Fotografía de José María Toro en Col­ma­do Quílez.

Men­ción espe­cial, y muy impor­tante, es el fac­tor humano de esta orga­ni­zación car­ac­ter­i­za­do por la pro­fe­sion­al­i­dad. Emplea­d­os fieles a la casa, impli­ca­dos con la bue­na gestión, cono­ce­dores de los nom­bres de los clientes habit­uales y sen­si­bles a las necesi­dades de los esporádi­cos tan­to lugareños como tur­is­tas de paso por la ciu­dad para que se lleven una bue­na impre­sión de su Col­ma­do Quílez. Están al cabo de la calle de las novedades del mer­ca­do, reciben for­ma­ción con­tin­u­a­mente o como su direc­tor Fausti­no que es sumiller tit­u­la­do. Comien­zan en la empre­sa entran­do como apren­dices has­ta que la vet­er­anía y ese savoir faire les hace mere­ce­dor de la bata guardapol­vo que lle­va mar­ca­do el nom­bre de Col­ma­do Quilez y que es seña de iden­ti­dad de la casa.

Col­ma­do Quílez. Ram­bla de Catalun­ya, 65 08007 Barcelona Telé­fono 93 215 23 56

Horario: de 9 a 14h y de 16:30 a 20:30h de lunes a sábado.

BSO Bet­ter Place de la siem­pre ele­gante voz de Rachel Platten.

© 2016 José María Toro. Todos los dere­chos reservados.

A %d blogueros les gusta esto: