Eurovisión desembarca en Lisboa

Todos a bor­do es el gri­to de guer­ra que se escucha estos días en Lis­boa. El lema de este año:  “All aboard”  es un acier­to. No hay duda. Porque aquí, a pesar de las ban­deras, las can­ciones y la com­peti­ción, todos esta­mos en el mis­mo bar­co. En la cap­i­tal por­tugue­sa ha desem­bar­ca­do el buque Euro­visión, una nave llena de fies­ta, ale­gría, tol­er­an­cia y mucha músi­ca, la que se escucha en sus calles y sus plazas. La que se cuela por los bal­cones y los azule­jos de colores.

Eurovisión en Lisboa

Euro­visión en Lisboa

 

En el Altice Are­na, en el Eurovil­lage o en Euro­café las cosas están claras. Aunque todos quer­e­mos que nue­stro país par­ticipe con una bue­na can­ción y los españoles recuer­dan con “saudade”  el “La, la, la”  de hace cin­cuen­ta años, lo impor­tante es estar y com­par­tir, reen­con­trase con viejos ami­gos y vivir el momen­to. Con dis­fraz, ban­dera o lo que te apetez­ca. Aquí y aho­ra eres abso­lu­ta­mente libre, nadie te juz­ga. Además este año, en Lis­boa, el ali­ciente es de primera. Porque esta es una ciu­dad amable y llena de encan­to. Bas­ta con pasear por Alfama o el Bar­rio Alto para des­cubrir por qué. El fado, el tran­vía 28, el bacalao a la brasa, el vino del Duero.…

Lisboa

Ele­vador de San­ta Jus­ta. Lisboa

 

Lis­boa se ha prepara­do a con­cien­cia para dar lo mejor de sí mis­ma este doce de mayo. Y si no, que se lo pre­gun­ten a los miles de euro­fans que se reú­nen en sus rin­cones, que abar­rotan sus plazas y miradores. En esta fies­ta a oril­las del Atlán­ti­co no hay edad, ni vergüen­za. Hay ganas de ser feliz y muchas, muchas canciones.

Tanvía en Lisboa

Tran­vía 28 en Lisboa

 

Las apues­tas pasan por Chipre, Fran­cia, Israel y Norue­ga. España y su bal­a­da parece que no aca­ban de cua­jar. Este es un año potente. En cualquier caso y cuan­do Euro­vi­sion 2018 aún no ha acaba­do, los euro­fans ya pien­san en la edi­ción de 2019. Mien­tras tan­to, toca dis­fru­tar a tope de la final. Todos a bor­do, Euro­visión ha desem­bar­ca­do en Lis­boa con todo su arsenal.

© 2018 Noe­mi Mar­tin. All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: