Entrevista a Espido Freire

Espido Freire: “Me hace feliz la sensación de encontrarme a gusto conmigo”

 

www.bloghedonista.com

©Espi­do Freire

 

A la escrito­ra le ha costa­do sen­tir que le agra­da su com­pañía pero el logro se percibe en su energía des­bor­dante. Espi­do Freire crea his­to­rias y ensayos, imparte con­fer­en­cias y cur­sos, acu­mu­la seguidores en insta­gram (@espidofreire) y, además, dis­fru­ta de la vida con la con­cien­cia tran­quila. Han pasa­do diecio­cho años des­de que se pub­licara su primera nov­ela “Irlan­da”. Con los cuarenta ya cumpli­dos y un Pre­mio Plan­e­ta en su enorme mochi­la de éxi­tos, Espi­do Freire ha apren­di­do mucho de sí mis­ma.  Su blog es un ejem­p­lo claro de que la lit­er­atu­ra no está reñi­da con la moda, la gas­tronomía y la feli­ci­dad. Cer­cana, sen­cil­la y com­pro­meti­da con los prob­le­mas de nues­tra sociedad, pre­sen­ta su nue­vo ensayo: “La vida frente al espe­jo”. Así es el día a día de una escrito­ra que cam­i­na jun­to a sus lectores. 

Empezare­mos por la hora de lev­an­tarnos, ¿qué desayu­nas un día de tra­ba­jo? ¿Y qué tomas un día espe­cial, de fiesta?

A diario desayuno sal­a­do, por lo gen­er­al, y de man­era con­sis­tente. Una tor­tilla de clara de hue­vo, salmón ahu­ma­do, o jamón de pavo, o tosta­da de aceite, con o sin jamón ibéri­co; o con que­so. Una quiche del día ante­ri­or… Hay muchas opciones: fru­ta, té, pan inte­gral, zumo de ver­duras o fru­tas… Los días de fies­ta, si desayuno fuera, tomo algún dulce o chur­ros, o una cha­p­a­ta con aceite, tomate y jamón en un lugar en el que las bor­dan. O migas de pas­tor. No soy muy escrupu­losa, como se ve.

¿Eres de las que pones músi­ca nada más saltar de la cama o te tomas el cafecito/té escuchan­do las noticias?

Ningu­na de las dos cosas (por lo gen­er­al, ten­go que sacarme a las gati­tas de enci­ma, primero), pero despier­to nor­mal­mente con energía alta y de buen humor.

Después de la ducha, abres el armario de par en par. ¿Qué encontramos? 

De todo. ¿Qué nece­si­tas? Lo ten­go. Mi armario es la envidia de mis amigas.

La mañana se va ráp­i­da­mente y se acer­ca la hora de com­er, descúbrenos un lugar ide­al para quedar con ami­gos. No piens­es ni un min­u­to en dieta o comi­da sana. ¿Qué te pides?

Sue­lo com­er en un restau­rante japonés cer­ca de mi casa, el Ayala Japón. Sashi­mi, tem­pu­ra de ver­duras y una lubi­na al ponzu. Si estoy en puer­to de mar, y hay marisco, me pierde. Sobre todo el buey de mar.

¿Postre o café para una sobreme­sa de tertulia?

Más un té que un postre. Pre­fiero com­er a tomar postre. Quizás luego meriende algo, un boca­di­to de algo rico.

Hemos comi­do, char­la­do… ¿Eres de las que si pueden, se enrol­lan en la man­ti­ta después de almorzar? ¿Te pone la siesta?

Sí, con la edad, y esto es muy deca­dente, val­oro cada vez más la sies­ta. Y me sien­ta muy bien (antes no).

¿Y qué tal se lle­va Espi­do Freire con el deporte? ¿For­ma parte de su ruti­na o está olvi­da­do en un cajón?

Pues odio el deporte con todo mi corazón pero no me que­da más reme­dio de hac­er una ruti­na de ejer­ci­cio y esti­ramien­tos diar­ios, porque padez­co de la espal­da. Tam­bién sal­go a cam­i­nar y a veces nado.

Pasamos al “momen­to músi­ca”. ¿La escuchas en el coche? ¿En el móvil? ¿Mien­tras escribes? Cuén­tanos. ¿Qué sue­na en tu día a día en los últi­mos tiempos?

Músi­ca casi siem­pre, sí, me hace com­pañía. Aho­ra escu­cho inten­si­va­mente  a Arvo Pärt. No es pre­cisa­mente ale­gre, pero me gusta.

Pues bien, una vez com­pro­ba­do que eres amante de la músi­ca, hemos deci­di­do invi­tarte a buen concier­to. Elige: puedes volar al pasa­do y escoger un clási­co imposi­ble o quedarte en el pre­sente. El plan­e­ta musi­cal está a tu disposición.

Pues a uno de Bowie, que acabamos de perder­lo. Y nun­ca le vi en concier­to, aunque lo conocí muy breve­mente en Lon­dres, hace muchos años.

Además, el Blog Hedo­nista te regala un via­je de una sem­ana con todos los gas­tos paga­dos para desconec­tar. ¿A dónde te vas sin pen­sar demasiado?

A Nue­va York. Sin dudar­lo. Aunque ten­go pen­di­ente Islandia, que no conoz­co y me encan­taría, una sem­ana en Nue­va York resul­ta irresistible.

A la vuelta de tu escapa­da, quedas con unos cole­gas para tomar algo. ¿Cerveza o vino para acom­pañar la conversación?

Vino, nun­ca he bebido cerveza. Aunque serían ellos los que lo dis­fru­tarían, yo no bebo alco­hol des­de hace un par de años.

Ya estás en casita. Antes de irte a la cama, ¿te embadur­nas de cre­ma, rezas, med­i­tas? ¿Saltas sobre el colchón como una tigresa?

Me des­maquil­lo, med­i­to sobre lo ocur­ri­do durante el día, hago una breve lista de los pen­di­entes para el día sigu­iente, mimo un poco a las gati­tas, por turnos, y me acuesto.

A la hora de dormir, un rati­to antes, ¿eres de las que leen, ven la tele…? ¿Qué nos encon­tramos en tu mesil­la de noche?

Siem­pre, sal­vo que esté ago­ta­da, leo. Si duer­mo en un hotel puede que vea la tele, en mi habitación no la ten­go. En mi mesi­ta hay cre­ma de labios, una botel­la de agua, el móvil, pañue­los de papel, var­ios libros, y un botel­li­ta de mi per­fume Halloween.

Por fin apa­gas la luz has­ta el día sigu­iente. ¿Es tem­pra­no o ya han son­ado las cam­panadas? ¿Duer­mes de un tirón o a tropezones?

Inten­to acostarme pron­to, pero casi nun­ca lo con­si­go antes de las cam­panadas… quizás hoy o mañana. Duer­mo bas­tante bien, no impor­ta dónde ni cómo.

¿Con qué sueñas cuan­do te pones en modo avión?

Sueño todas las noches y recuer­do bas­tante bien los sueños. Depende, claro: a veces resuel­vo prob­le­mas mien­tras duer­mo, otras regre­san los con­flic­tos de otras épocas que no he logra­do resolver… pero por lo gen­er­al, son sueños agradables.

Nos des­ped­i­mos, Espi­do. ¿Qué es lo que te hace más feliz en este momen­to de tu vida?

La con­cien­cia tran­quila, la sen­sación de encon­trarme a gus­to con­mi­go. De haber apren­di­do mucho de mí y sen­tir que me agra­da mi com­pañía. A mí me ha costa­do mucho lograr eso que, para mucha gente, resul­ta muy sencillo.

© 2016 Noe­mi Mar­tin. Todos los dere­chos reservados

A %d blogueros les gusta esto: