Can Fisher, el restaurante de playa que triunfa con sus arroces y pescado fresco en Barcelona

Can Fischer destaca en verano y todo el año con sus arroces, pescado y marisco fresco de temporada en la playa de Bogatell.

Comedor de Can Fisher, se ven unas flores en su florero, unas copas y su platos a punto para comer. También la decoración del local
El comedor de Can Fisher

Desde que Barcelona comenzó a mirar sus playas y dejó de verlas con ese desdén soberbio, se ha conseguido recuperar una parte muy importante de la identidad de la Ciudad Condal: el mar. Ese Mediterráneo tranquilo la mayor parte del tiempo, aunque a veces rompe con fuerza sus olas en la arena, dónde sus residentes, y los que están de paso también, pasan sus horas de ocio, a veces estirados en sus toallas, otras jugando o paseando, y también buscando un restaurante para comer o cenar cuando los jugos gástricos se ponen revoltosos.

se ve sardinas, gambas, almejas, bogavante, rodaballo, y pescado de roca
Pescado y marisco fresco de la Lonja

Y en esa costa barcelonesa, en la playa de Bogatell, luce como un faro en la noche Can Fisher, brillando con luz propia como una estrella rutilante en la bóveda celeste. Desde 2017, fecha de su fundación, y con su chef al mando, Francesc Roca, se ha labrado una gran reputación por la excelencia de su materia prima que el generoso mar que tiene enfrente le tiene guardado. El objetivo es claro de Can Fisher: NADA DE PESCADO CONGELADO y SÍ comprar en la lonja el pescado fresco de temporada. Recuerdan a los comensales que el rodaballo, la lubina, el lenguado o cualquier otro, tiene su tiempo específico de captura, en el cual es más fácil de pescar y que fuera de esa época es casi un milagro que lo puedan tener en carta. Por otra parte, una vez en cocina, se trata de respetar ese producto que nos regala el mar cada día, de una manipulación mínima y usando recetas tradicionales que nunca fallan, para que llegue a la mesa ese sabor, textura y aroma único.

mejillón de la ría de Arousa
Mejillón de la ría de Arousa

Roca se decanta por el uso de la brasa, el horno o la sal, sin adornos superfluos que lo que hacen es enmascarar el verdadero sabor del producto. Solamente está permitido en la cocina de Can Fisher la guindilla, los ajos, pimientas y poco más.

Sus arroces son una parte fundamental de su carta. Según el chef Roca, el secreto es el sofrito que preparan lentamente y con mucho amor durante 30 horas, de esta forma la personalísima cebolla se transforma en una dulce mermelada gracias a ese fuego muy bajito que sin prisa la carameliza. El fumet es intenso fruto de la materia prima que ponen a cocinar: salmonetes, cintas, rapes pequeñitos, pez araña y cangrejo rosado. El mes de septiembre de 2020 se le dedicará por primera vez a este plato tan popular como deseado por todos. Y uno nuevo se incorporará y solamente estará disponible durante este mes de septiembre: el arroz de calamar de potera y flor de calabacín en tempura. Este molusco procede directamente de las Rías Baixas y se caracteriza por su bonito color rojo y su sabor dulce. Se pesca con anzuelos y desde finales de agosto hasta principios de noviembre estamos en plena temporada. La flor de calabacín, se cosecha en meses cálidos, le da ese punto de elegancia a este sublime arroz.

arroz de pescado presentado en paellera
Arroz del senyoret

Los vegetales de temporada y de proximidad tiene un papel protagonista en el elenco de platos de Can Fisher y ahí están para llamarnos la atención los intensos rojos tomates ecológicos o las verduras cocinadas a la brasa acompañadas de una exquisita salsa romesco.

ensalada de wakame, langostinos, col lombarda, zanahorias.
Ensalada de wakame y langostinos.

De la tierra nos ofrecen la chuleta de rubia gallega Dry Aged, el steak tartar de solomillo de ternera con helado de mostaza, o el sabroso pollo al estilo de las rotisseries del país galo.

croquetas de rabo de buey presentadas en bonitos platos azules
Croquetas de rabo de buey

Los golosos tienen que dejar sitio para el postre porque las fresas maceradas en cítricos, el cremoso de chocolate blanco o la copa de helados artesanales iluminarán los ojos más dulces.

El elenco de vinos está a la altura para acompañar cualquier plato de la carta, desde los frescos y cítricos albariños Rías Baixas, los burbujeantes cavas o los espumosos franceses, los tintos más ligeros o contundentes, y por supuesto el dulce Tokaji para ennoviar con los postres. Cócteles y cervezas también tienen su espacio en la carta líquida.

Para más información y reservas en https://canfisher.com Avda. Litoral, 64. Barcelona. Teléfono 935 971 840. Horario ininterrumpido de lunes a domingo de 12 hasta las 23H. Precio medio entre 40 y 45 euros.

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: