Bar Maracaibo y su deliciosa propuesta de finger food en La Barceloneta

Oriol Fábregas dignifica el bocadillo o entrepan como aquí se le llama

Algo tendrá de mágico el nombre de Maracaibo cuando el grupo musical La Unión, con un jovencísimo vocalista, Rafa Sánchez, al frente de esta banda, no paraba de pedir de volver a esta ciudad de Venezuela y nunca había estado ni mucho menos había nacido aquí, convirtiéndose en todo un éxito de las radiofórmulas en 1988. Quizás el recuerdo de esta canción referida a esta ciudad venezolana fue lo que inspiró al Grupo Manolete o a Oriol Fábregas para darle nombre a su nuevo local, Bar Maracaibo, donde poder comer informal pero bien, justo en la puerta de entrada a La Barceloneta.

interior del Bar Maracaibo, silla, carteles, mesa, planta
Vista del interior desde la terraza del Bar Maracaibo

Oriol Fábregas tiene una larga trayectoria en el mundo de la restauración. Trabajó con el Grupo Tragaluz, se marchó para fundar Bar But, en el barcelonés barrio de Gracia, y que es la niña de sus ojos, Más tarde, el chiringuito Ala Brava en la playa de Pals en el 2017. Al año siguiente Cap Sa Sal en Begur. El Grupo Manolete lo fichó para ser el director creativo y de expansión de sus restaurantes en Sitges y Barcelona: primero fue el Bar Rusiñol en el 2019. Un año después, y en plena pandemia, asumió Bar Maracaibo y también el que está en proceso de recuperación, el emblemático Bar L’Étoile en Sant Gervasi de la Ciudad Condal.

La imperturbable escultura abstracta «La Cara de Barcelona» de Roy Lichtenstein, con su característico colorido pop que identifica a este artista norteamericano, observa atentemante a los clientes que se sientan en esta codiciada esquina «dónde ver y ser visto», o a los que sencillamente quieren disfrutar de la comida y ver la vida pasar lentamente. Bar Maracaibo ocupa el local que anteriormente ocupó la Terraza Aperol, en un espacio que Oriol, plantea su propuesta gastronómica para disfrutar con las manos, lo que viene siendo el finger food.

Patatas bravas Maracaibo, una maceta de romero y un mojito
Patatas Maracaibo

Ha recogido recetas de diferentes latitudes y las ha colocado en un bocadillo o entrepanes, como aquí se llaman, y que constituyen el plato principal de este local. En sus 6 propuestas se rinde tributo a las playas barcelonesas: Barceloneta (pepito de ternera con panceta de ibérico Maldonado), Bogatell (el roast beff es el principal elemento), Mar Bella (el pollo como protagonista), Somorrostro (con el cerdo como actor principal), Sant Sebastià (albóndigas y mucha salsa con rock’n’roll) y Llevant (personal visión del deseado bocata de calamares). Para acompañar, unos entrantes clásicos que nunca pueden faltar, como las croquetas de jamón, las imprescindibles bravas «patatas Maracaibo», calamares a la andaluza, fingers de pollo con kimchi, gyozas de pollo, buns de costillar o alitas de pollo lacadas.

bao de pulpo, manos, plantas, mesa de madera
Bao de pulpo

Para que el contenido tenga una buena pareja de baile y que esté a la altura, Oriol se ha preocupado de encontrar un continente fetén que lo acompañe en cada bocado. De esta forma el pan es una pieza exclusiva para el Bar Maracaibo de la prestigiosa panadería artesanal Balboa de este mismo barrio.

bocadillo de relleno de pollo. Bao de costilla de cerdo y bao relleno de pulpo, Mojito
Entrepan Mar Bella (en la mesa) y baos de costilla de cerdo y de pulpo

Fuera de carta tienen unos platos con producto de temporada, así como un tartar roll, tataki de pez mantequilla o presa ibérica. Al mediodía se enfoca en el take away siguiendo el leitmotiv de comer con las manos pero sin provocar estropicios en la ropa del cliente. Esta oferta está compuesto por un roll de crudités y uno de los bocadillos de la lista anteriormente citada más bebida. Todo a un democrático precio de 15 euros. Para coleccionistas, o no, y por un euro más se puede adquirir el tote bag con la gráfica del Bar Maracaibo.

mano cogiendo de una tartaleta con fresas y frambuesas
Uno de los postres de temporada de Bar Maracaibo

Las cervezas son un puntal de la casa, en continua revisión, en función de la oferta en el mercado y que se armonicen con las propuestas gastronómicas de la casa. Consta de 6 grifos con las lager más comerciales, naturales sin filtrar (Aguila) y las artesanales de Montseny en botella.

Un carrito de helados artesanos de la icónica casa Delacrem dará ese punto dulce y final a una estancia en esta terraza, dónde por cierto, en ningún momento sonó el éxito Maracaibo del madrileño grupo La Unión, aunque sí tiene su propia lista de Spotify para que podáis escuchar en cualquier momento y allí dónde queráis.

https://www.barmaracaibo.com Pas de Sota Muralla, 1. 08003 Barcelona. Teléfono 930 157 850.

© 2020 José María Toro. All rights reserved

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: