Vino para dos. Capítulo 18

www.bloghedonista.com

Fotografía de Noemi Martin

La vida me persigue para abrazarme.
Yo salgo huyendo.
Vino por copas que huele a rabia. Tapas de penas con pan caliente.
La vida me aprisiona para quererme.

Maleta sin candado. No hay contraseña.
Espérame en mi muerte. Jazz en mis venas.
Funesta y ciega: cómeme sin pudores, bébeme entera.

Guardando el pasaporte, cierro la puerta.
Tu rostro me acompaña por la escalera.
Yo voy dejando migas por si volviera. Quizás en otro tiempo.
Buscaré tu sonrisa en la carretera. En las gotas de vino y en la nevera.

La vida me acorrala en el aeropuerto.
En las pantallas grandes, en los rincones.
Las azafatas ríen. No entienden nada.
Están velando a un muerto. No les da pena.

Las alas se me rompen. Hiato indeleble.
Temores, puñaladas. Incertezas errantes.
Lágrimas que no lloro.
Y en mis cenizas queda el olor de tu cuerpo.

La vida me atormenta mientras me quemo.
Ya no quedan retazos de lo que era.
Sólo un trozo de Ana, pequeño y triste
que deja estos dolores en su cuaderno.

BSO The End of A Love Affair de Billie Holiday

© 2016 Noemi Martin. Todos los derechos reservados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: